¿El revisor fiscal también debe saber cómo operan y cómo funcionan los mercados financieros?

En el descalabro de Interbolsa la revisoría fiscal no salió bien librada pues la junta directiva al presentar su renuncia en bloque, la culpó directamente de no informarle de la situación, y aseguran, dijo directamente no tener conocimiento de ninguna situación relacionada con el tema. ¿Debería la revisoría fiscal conocer sobre ese tema?

Que la revisoría fiscal afirme que no conocía nada del asunto de algo tan grave que probablemente llevará a la quiebra de al firma, o por lo menos  a dejar de ser la más grande del país, es muy grave de ser cierta tal acusación.

Una de la funciones de la revisoría fiscal es precisamente tratar de advertir los riesgos a que  el cliente puede estar expuesto en el desarrollo de su objeto social, y pasar por alto un riesgo tan elevado que al concretase fue  suficiente para arruinarlo, es por lo menos cuestionable.

Algunos plantearán que los mercados financieros son muy complejos e impredecibles y que un revisor fiscal no puede ni debe ser experto en ello, pero es cierto también que el revisor fiscal debe conocer el cliente para el que va a trabajar, y conocer el cliente implica conocer y entender el negocio que este desarrolla.

No todo contador público ni revisor fiscal debe ser un avezado experto en el mundo de la bolsa de valores, pero quien pretende ser revisor fiscal de una entidad que se dedica a este mundo y presenta una propuesta para ello, debería preocuparse por tener unas nociones generales suficientes sobre el funcionamiento de los mercados financieros como para que no salga luego a decir que no sabía ni conocía nada del asunto. Ello es imperdonable.

La revisoría fiscal, cuando se trata de clientes tan grandes y tan particulares, no es una figura de un solo individuo, es más, por lo general están a cargo de una firma de revisoría/auditoría, por lo tanto, es de esperar que el revisor fiscal cuente con un grupo de expertos asesores que le orienten en aspectos puntuales y complejos con el fin de ofrecer un servicio integral y confiable, pero a juzgar por lo que hasta ahora se ha dicho, parece que ese no fue el caso de Interbolsa, o si lo fue, ese equipo interdisciplinario no hizo su trabajo adecuadamente.

Aquí está en juego la responsabilidad de la revisoría fiscal que no hizo lo necesario para advertir un riesgo que el mismo mercado llevaba ya semanas intuyendo, y  a decir verdad no era necesario ser un gurú de la bolsa de valores para advertir que apostar tanto a una misma acción (la de Fabricato) era un alto riesgo si esa acción no se comportaba como los analistas habían previsto. Hay un viejo adagio popular que recomienda no echar todos los huevos en una misma cesta y era evidente que Interbolsa había cometido ese error al tener tantas operaciones  repo con  las acciones de Fabricato.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.