El riesgo de bajar las tasas de interés a cero

La reserva federal de los Estados unidos ha bajado las tasas de interés a casi el 0%, algo que nunca había sucedido en los Estados unidos, decisión que puede representar algún peligro para la economía.

Tener una tasa de interés del 0%, implica que el dinero es gratis, que el dinero se presta gratuitamente, puesto que el prestamista no obtendrá ninguna remuneración por ello, lo que puede llevar a desmotivar a los poseedores del capital a prestarlo.

Aunque en este caso, el dinero gratuito sólo será el que se presten entre bancos, puesto que el dinero que los bancos presten al público o al sector productivo, se prestará a una tasa de interés muy superior al 0,25% que ha fijado la reserva federal.

El riesgo para la economía, es que si esta medida no funciona para reactivar el consumo, las autoridades económicas se quedan sin herramientas para tratar de impulsar la economía.

Recordemos que la herramienta clásica en casi todos los países para controlar desde la inflación hasta el crecimiento de la economía, es precisamente la tasa de interés, y cuando esta llega a cero, ya no sirve para nada puesto que no hay más margen para actuar, de modo que si esas medidas no surten efecto, el gobierno se habrá quedado sin su principal herramienta para direccionar la economía.

La teoría supone que si se bajan las tasas de interés, el dinero y el crédito se hace más barato impulsando el consumo, lo cual reactiva la economía.

El riesgo de que la tasa de interés del 0% no surta efecto, es elevado, puesto que aunque los bancos tengan suficientes recursos gratuitos, es posible que no inyecten liquidez a la economía, puesto que una economía en crisis no garantiza a los bancos la recuperación del dinero que preste, aunque este se preste a intereses bajos. Además, un banco no tendrá muchos deseos de prestar dinero barato cuando el riesgo de impago es elevado.

En este momento buena parte de la población mundial está desempleada, sus sueldos han bajado, las empresas no tienen liquidez, y para que el consumo crezca, se requiere que la gente, el consumidor y las empresas tengan liquidez, y esto sólo será posible si los bancos suministran esta liquidez, algo que no se asegura, puesto que como ya se expuso, un banco no estará dispuesto a prestar dinero cuando hay una gran crisis que no le garantiza la recuperación de su dinero, y menos si obtiene una baja remuneración por ese dinero prestado como consecuencia de la baja de las tasas de interés.
Esto ya sucedió en Japón en la década del 90. Las tasas de interés se bajaron a cero y la economía no respondió, lo que dio origen a lo que se llamó la década perdida del Japón.

Habrá que esperar cómo reacciona la economía estadounidense a esta bajada de las tasas de interés, pues si no se obtiene el efecto esperado, no solo los Estados unidos estarán en problemas sino todo el mundo.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.