¿El seguro del automóvil aplica cuando quien conducía el vehículo en el momento del accidente no era su propietario?

Adquirir un seguro para el vehículo, así se llame un seguro “todo riesgo”, tiene sus exclusiones de manera que no siempre cubre todos los daños ni todas las circunstancias en que estos se han producido, como por ejemplo, que el vehículo fuera conducido por una persona distinta al asegurado.

Cualquiera podría considerar que teniendo el vehículo asegurado, no tendría problema en prestárselo a cualquier amigo o familiar, pues si un percance ocurre, ya se ocupará el seguro de ello, pero en realidad eso no siempre es así.

En las pólizas de seguro existen los llamados “Conductores autorizados”, que son propiamente los que son beneficiarios de los distingos amparos  que ofrece una póliza de seguros.

Cada aseguradora tiene un sus políticas, y muchas no  cubren las eventualidades que se generan cuando quien va conduciendo el vehículo  cuando este sufre algún percances es una persona distinta al asegurado  o no es uno de  los conductores autorizados.

Es por ello que antes de prestar el carro primero hay que mirar qué fue lo que se firmó con la aseguradora, y si allí el asunto no queda claro, preguntar en la aseguradora.

Existe también la figura  del llamado “Conductor elegido”, esto, es, el conductor que se elige para entregarle las llaves del vehículo  cuando el propietario del vehículo se va de copas. Algunas aseguradoras ofrecen este servicio de manera tal que el asegurado simplemente llama a la seguradora para que le envíe un conductor que le traslade desde el lugar donde está de rumba hasta su domicilio, pero por supuesto, con algunas limitaciones, como por ejemplo la posibilidad de utilizar este servicio un número determinado de veces en el año y el traslado estará limitado a una área geográfica o rango de kilómetros.

Es claro que un seguro no ofrece “barra libre” al asegurado para que haga lo que quiera con su vehículo. Una lectura rápida a las cláusulas del contrato de seguro evidenciará que la lista de los amparos es mucho más corta que la lista de exclusiones. Se llevará una sorpresa si  las lee detenidamente, que es lo que se recomienda en todos los casos.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.