El sueldo como la mayor trampa para emprender

El sueldo es quizás la mayor trampa que debe sortear una persona que quiera ser emprendedora.

Nuestra sociedad, nuestra cultura, nuestro sistema educativo, empujan  a toda persona al casi inevitable destino del asalariado, luego, cuando se está allí, resulta muy difícil dar el paso hacia el emprendimiento puesto que ese no es el camino trazado por la sociedad, por su cultura.

Nuestra sociedad considera el salario como algo importante. Estudiar y conseguir trabajo es sinónimo de éxito para la gran mayoría de la gente. Luego, si eso se consigue no hay un objetivo más allá de seguir devengando un salario, a mucho un salario un poco más alto.

De otra parte, mucha gente se acostumbra a su salario, se acostumbra a recibir un valor mensual y aunque sea poco, se siente satisfecho, se conforma con él, y lo más importante, se siente seguro y en consecuencia seguirá en el mismo lugar.

La aparente seguridad y comodidad que proporciona un salario, hace que emprender sea un paso muy difícil de dar, tanto que muy pocas personas se atreven a ello.

Y es por lo mismo que en nuestra sociedad, así como conseguir un buen trabajo es sinónimo de éxito, ser emprendedor es considerado por muchos como  lo opuesto, es decir, sinónimo de fracaso, puesto que el sentir popular es que quien no puede conseguir trabajo se dedica al rebusque, nombre popular que se le da al emprendimiento.

De allí que la gente le dé mucho valor al salario, tanto que lo consideran suficiente, el máximo objetivo a lograr, y mientras esta concepción no cambie, será muy difícil ser una tierra de emprendedores, lo que es un verdadero pesar, puesto que son los emprendedores quienes en realidad empujan el desarrollo de una sociedad.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.