El término de prescripción de los derechos laborales se puede interrumpir de forma judicial y extrajudicial

El artículo 488 del código sustantivo del trabajo establece como regla general que las acciones encaminadas a reclamar los derechos laborales prescriben en 3 años contados desde la fecha en que tales derechos se hicieron exigibles, pero dicho término puede ser interrumpido de dos formas: judicial y extrajudicial.

La forma extrajudicial de interrumpir la prescripción de los derechos laborales está dada por el artículo 489 del código sustantivo del trabajo, para lo cual basta con que el trabajador reclame por escrito un derecho determinado al empleador, acción que hará que el término de prescripción inicie a correr de nuevo, pero por una sola vez y por un lapso de tiempo igual.

La forma judicial de interrumpir la prescripción de los derechos laborales no está contemplada ni en el código sustantivo del trabajo ni el procesal del trabajo, sino el código de procedimiento civil por remisión que el código procesal del trabajo hace y corresponde a la presentación de la demanda.

En efecto el artículo 145 del código procesal del trabajo contempla la aplicación analógica de otras normas cuando no exista una regulación específica en el código procesal del trabajo, y en razón a ello es aplicable la prescripción que contempla el artículo 90 del código de procedimiento civil, que no es otra que la interrupción de la prescripción por la presentación de la demanda, de suerte que la interrupción  de la prescripción puede ser provocada con la presentación de la demanda siempre que se presente antes de que se haya producido el fenómeno de la prescripción.

Para que la prescripción judicial opere, es preciso que se cumpla con los requisitos contemplados no solo en el artículo 94 del código de procedimiento civil, sino del 95 del mismo código.

Vale precisar que según la sala laboral de la corte suprema de justicia en sentencia del 15 de mayo de 2012, radicación 38504, los dos mecanismos para interrumpir la prescripción (judicial y extrajudicial), no son excluyentes, de suerte que se pueden aplicar los dos, esto es que primero se puede provocar la interrupción mediante el proceso extrajudicial (que solo opera una vez), y luego con la presentación de la demanda.

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

4 Opiniones
  1. maria del carmen acero colmenares dice:

    Mi caso es el siguiente: demandé a mi patrono y gané en primera y segunda instancia, el fallo de la segunda instancia salió el 06-06-2013, hicimos una conciliación y me abonó un dinero y no cumplió con la totalidad del acuerdo. Cuándo prescribe mi caso? Qué debo hacer para reiniciar el proceso?

  2. eider montilva dice:

    mi caso es el siguiente yo tengo dos vacaciones vencidas las del 2015 y las del 2016 mi sueldo es el minimo mas las horas extras y loa festivas mi sueldo es de millon ciento ochenta como me deberian liquidar las vacaciones si yo pienso salir este año x q las anteriores la empresa no me las dio por que estaba corto de personal

  3. Francisco dice:

    Desde el 2002, las diferentes administraciones, se abstuvieron de otorgarme puntos salariales a los que legalmente tenía derecho por Ley, no sé si se pueda hablar de derechos adquiridos, o de error continuado, o defraudación de la confianza legítima, o falla en el servicio, por cuanto considero que la Universidad para la cual trabajé se abstuvo dolosamente, quizá por acoso laboral de otorgarme mi derecho. Entonces, qué acciones legales puede emprender, si laborales o administrativas y si ha prescrito la acción, aunque debo informarles que oportunamente envié oficio que no me fue contestado. Les agradezco de antemano cualquier información.
    FRANCISCO.

  4. Francisco dice:

    No es mi costumbre, insultar a nadie, señalo errores a instituciones, los mismos deben considerarse dede todos los puntos de vista impersonales, detesto el tapen, tapen. Colombia está mal por el descarado juego burlón de la falsa democracia y por que la gente ha perdido el valor de denunciar corrupción donde quiera que la hubiere. Caen en el pánico al tan sólo murmullo de las hojas movidas por el viento. En todo caso gracias por nada.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.