El tiempo que permanezca el trabajador en disponibilidad le da derecho a devengar horas extras, recargos, etc., así no sea llamado a laborar

Por 3 octubre, 2017

El simple sometimiento del asalariado de estar a disponibilidad y atento al momento en que el empleador requiera de algún servicio, le da derecho a devengar una jornada suplementaria, así no sea llamado efectivamente a desarrollar alguna tarea”- (Corte Suprema de Justicia – Sentencia SL-5584 del 5 de abril de 2017- Rad. 43641 – M. P. Dr.  Jorge Luis Quiroz)

Una de las situaciones que más generan consultas de parte de los trabajadores está relacionada con la inquietud que les asiste sobre cómo debe remunerárseles el tiempo durante el cual ellos permanecen en disponibilidad a la espera del llamado que le haga la empresa a prestar sus servicios en horas que no hacen parte de la jornada ordinaria de trabajo, como por ejemplo en días de descanso obligatorio.

El origen de dicha disponibilidad radica en el compromiso adquirido por el trabajador con su empleador, según el cual el primero se obliga a permanecer en disponibilidad y atento al llamado que le haga el empleador para prestar un servicio determinado, llamado que puede darse o no, pero que según refieren algunos consultantes, sólo produce efectos económicos en caso de darse.

O sea, que si produce el llamado y se presta el servicio, el trabajador recibe la remuneración correspondiente, pero si no ocurre así, el empleador no le retribuye al trabajador el tiempo que éste ha permanecido en disponibilidad.

La explicación que reciben los trabajadores de parte de las empresas que no remuneran la disponibilidad es que de acuerdo con la ley la obligación del empleador es remunerar el trabajo ejecutado, y que en estos casos no se ha cumplido dicha condición.

El Departamento Administrativo de la Función Pública en concepto 33501 del 19 de febrero de 2016, en el cual recoge lo expresado por la Corte Suprema de Justicia en Sentencia de Casación del 11 de mayo de 1968, había señalado que “procede el pago de la disponibilidad cuando ésta se cumpla en el lugar de trabajo, de tal suerte que el empleado no puede realizar otras actividades. Ahora bien, si durante esta disponibilidad el empleado permanece en su casa, desarrollando actividades familiares y personales, en principio se considera que no procede el pago, en cuanto no existe prestación efectiva de las funciones propias del empleo, y sólo sería viable el pago de la “disponibilidad” cuando el funcionario efectivamente es llamado para atender el servicio.

No obstante, tal como lo expresa la sentencia, al darse una limitación a la disposición del tiempo libre del trabajador, se considera que podría contemplarse una forma de manejo de esta “disponibilidad” que se cumple fuera de la sede de trabajo, para incluirla, por ejemplo, dentro de la jornada laboral, con un tiempo determinado, retribuido con la asignación básica mensual.”

De conformidad con ese concepto, si la disponibilidad se cumplía en el lugar de trabajo,  el trabajador tenía derecho a la remuneración de ese tiempo;  pero si la misma se surtía fuera de la empresa (en la casa del trabajador o en cualquier otro sitio) y el trabajador no era llamado a prestar el servicio, esa disponibilidad, en principio,  no generaba remuneración alguna. Sin embargo, como dicha disponibilidad le significó al trabajador una limitación a su tiempo libre, podía incluírsela dentro de la jornada laboral, con un tiempo determinado, retribuido con la asignación básica mensual.

Pues bien, recientemente la Corte Suprema de Justicia volvió a ocuparse del tema, y lo hizo al resolver el recurso de casación formulado por un grupo de trabajadores a quienes el juez a quo les había reconocido el derecho a la remuneración de la disponibilidad cumplida desde sus casas en días de descanso obligatorio, pero que luego les fue negado por el Tribunal que al desatar el recurso de apelación interpuesto por la empleadora revocó la sentencia del juez de primera instancia.

Al casar (anular, dejar sin efectos) la sentencia del Tribunal la Corte señaló:

“…Y es que a juicio de la Corte, el simple sometimiento del asalariado de estar a disponibilidad y atento al momento en que el empleador requiera de algún servicio, le da derecho a devengar una jornada suplementaria, así no sea llamado efectivamente a desarrollar alguna tarea, ello se afirma por cuanto no podía desarrollar actividad alguna de tipo personal o familiar, pues debía estar presto al llamado de su empleador y de atender algún inconveniente relacionado con los servicios prestados por la demandada.

Así las cosas, si el trabajador se comprometió a estar en disponibilidad y atento al llamado del empleador, ese solo hecho le da derecho a devengar horas extras, recargos y descansos compensatorios aunque no preste ningún servicio en el transcurso de la misma.

Sin lugar a dudas una decisión histórica y trascendental de la Sala de Casación Laboral de la  Corte Suprema de Justicia.

Conozca sus derechos y obligaciones como trabajador o empleador con nuestra Guía Laboral 2019.

Temas relacionados

Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Conozca sus obligaciones tributarias con nuestro Procedimiento tributario.