Elementos esenciales del contrato de seguro y prueba de este

Por   28/10/2017

El contrato de seguro, es un acuerdo entre una persona denominada asegurador que asume el riesgo que le traslada otra persona llamada tomador, quien se compromete a pagar una prima al asegurador.

Este contrato debe reunir los elementos esenciales, sin los cuales  no produciría efecto alguno,  contemplados en el código de comercio en su artículo 1045, los cuales son los siguientes:

  • El interés asegurable, es decir, la identificación de la persona, el objeto o cosa asegurada.
  • El riesgo asegurable, no es más que el suceso incierto que se asegura, por ejemplo en un contrato de seguro de vida, el riesgo asegurable es la muerte.
  • La prima o precio del seguro, la suma de dinero a cargo del tomador del seguro que debe pagarle al asegurador.
  • La obligación condicional del asegurador,  es la condición de indemnizar al asegurado en caso de que ocurra el suceso incierto. Ejemplo: Juan toma un seguro de vida donde la beneficiaria es su esposa, cuando Juan muera, por la obligación condicional del contrato el asegurador debe pagar la suma asegurada a la esposa de Juan.

Respecto al interés asegurable la Corte Suprema de Justicia, sala de casación civil, en sentencia de marzo 21 de 2003, expediente 6642, se ha referido de la siguiente manera:

«Por tanto, ha de expresarse que el interés asegurable estriba en la relación de carácter económico o pecuniario lícita que ostenta el asegurado sobre un derecho o un bien, o sobre un conjunto de éstos, cuyo dominio, uso o aprovechamiento resulte amenazado por uno o varios riesgos. En principio, sobre un mismo objeto pueden concurrir diversos intereses, sean directos o indirectos, motivo por el cual cuando varias personas son titulares de unos u otros, cada una separada o conjuntamente, simultánea o sucesivamente, puede asegurar lo que a su interés corresponda, siempre que ello no conduzca a que se produzca un enriquecimiento indebido, es decir, guardando que la indemnización no exceda del valor total que tenga la cosa en el momento del siniestro.»

Por último, el contrato de seguro se prueba por el documento escrito, el cual se denomina póliza, o por confesión, según lo establecido en el código de comercio.

El hecho de que el contrato de seguro también pueda ser probado por confesión es lo que le da la característica de consensual, se perfecciona con el solo consentimiento de las partes.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.