La emigración campesina

El censo agropecuario mostró, más que eso, confirmó, algo que es claramente observable para cualquiera que tenga algo de perspicacia: La reducción y el envejecimiento de la población campesina.

La emigración del campo a la ciudad, especialmente por parte de los jóvenes, es un hecho incontrovertible.

Se devana la cabeza innecesaria e improductivamente el gobierno y muchas entidades privadas de desarrollo, pensando qué hacer para evitar esa emigración y que los jóvenes campesinos se queden en el campo y desarrollen allá su vida personal y económica e invirtiendo en eso fondos con bajísima productividad en cuanto a los resultados. Es botar la plata a la basura.

La emigración de los jóvenes nacidos y criados en el campo, a la ciudad, es un fenómeno inevitable. La ciudad les ofrece algo que a medida que más conocen por el auge de las comunicaciones ( tv, celulares, internet, etc., ) más consideran una necesidad vital experimentar: La experiencia de vivir en una ciudad y lo que ello significa. Si no lo hacen, vivirán eternamente frustrados y desmotivados. Se quedarán porque les toca, en un campo que entre otras cosas, que no les ofrece sino dificultades.

Lo van a hacer, ir a vivir en la ciudad, campesinos ricos y pobres, especialmente los que tienen medios económicos, en cualquier momento, y a cualquier precio, así el gobierno lleve directamente al campo o promueva educación, capacitación (por ejemplo através del SEN), apoyo a proyectos productivos, establecimiento de Instituciones culturales, realización de eventos culturales, salud, crédito, asistencia técnica, etc., etc.,

No hay que luchar contra esa realidad.

¿Qué hacer entonces para lograr un campo productivo, atrayente para que sea explotado eficientemente por los jóvenes que tengan arraigo en el campo?

Quizás la solución pase por:

  • Redefinir si el objetivo es que los jóvenes no salgan del campo y se queden allí desarrollándolo, o si el objetivo es que los jóvenes, y no tan jóvenes, que tengan arraigo en el campo – y por lo tanto cariño y aptitud para entenderlo y desarrollarlo, cristalicen ese desarrollo
  • Realizar un análisis profundo y serio, sistemático, de que quisieran encontrar esos jóvenes, y no tan jóvenes, en el campo, habiendo salio de él, bien para volver allá, o para realizar negocios y desarrollar empresas en él. No he visto que alguien se haya interesado por conocer eso.
  • Redefinir el segmento objetivo al que se dirijan esas acciones, estrategias y ellas y especialmente el mensaje, para lograr ese objetivo, y adecuarlas a sus expectativas.
  • Dotar al campo de condiciones que le permitan a quienes quieren realizar negocios en él, tener la facilidad de realizarlos.
  • Dotar al campo de condiciones que le permitan a quienes piensan regresar a él, encontrar allí condiciones que faciliten su desarrollo personal y familiar.

Poca duda me queda de que es más productivo dirigir las acciones y mensaje a jóvenes de arraigo campesino/rural que ya han experimentado la ciudad y que por encontrar, bien físicamente en el campo, in situ, o en la misma ciudad, una serie de condiciones que les hacen posible un desarrollo personal, profesional y empresarial en el sector agropecuario, tomen la decisión de realizar negocios y desarrollar vida en el campo.

Que hacer:

Incurriendo en el error que debe evitarse, que es partir de lo que uno piensa, y no de lo que piensa el afectado o al que se quiere afectar, – en términos domésticos jocosos, de “que es lo que quiere el negro” – creería que se debe lograr

  1. Disponer en el campo de una muy desarrollada capacidad efectiva de interactividad através de internet y de la disponibilidad  de suficiente infraestructura, equipos (hardware) y aplicaciones (software ) que permitan optimizar el uso los recursos del campo y la transformación y comercialización de sus productos.En esta área solo hay unos esfuerzos, bien orientados pero absolutamente incipientes, del gobierno através del Ministerio de las TIC.  Poco o nada hay que los entes territoriales y la sociedad civil hayan hecho al respecto.
  2. Disponer de una descentralización efectiva de las Instituciones gubernamentales y privadas con las que quien quiera hacer un negocio fuera del área rural, debe relacionarse.A pesar de los esfuerzos del gobierno, sigue vigente el que sea indispensable desplazarse a la capital para realizar prácticamente cualquier gestión.
  3. Eficientizar el manejo de los procesos burocráticos de nivel territorial a través de las TICs. Si es que no hay que desplazarse a la ciudad para realizar un proceso burocrático porque no sea posible realizarlo in situ, y se puede realizar en el sitio, generalmente toma un tiempo supremamente largo, bien porque la entidad debe enviar el expediente a la ciudad donde tienen la capacidad de decisión, o el proceso avanza localmente a paso de tortuga por falta de capacidad – conocimiento y habilidad de los responsables – o por el manejo arcaico de la información ( ausencia de registros y manejo ordenado de ellos )Nuevamente la introducción de las TICs en los entes territoriales y la capacitación pertinente de funcionarios, es algo apropiado, efectivo, en que no se aprecia interés y por lo tanto programas.
  4. Dotar al campo de servicios públicos, entre ellos el de salud, eficientes. Pocos, muy pocos municipios pequeños del país, cuentan en términos efectivos, con un médico, con posibilidad de atención básica de primeros auxilios y procedimientos de primer nivel.
  5. Mejorar las redes de carreteras terciarias. Sacar la producción agropecuaria del sitio donde se genera, es una tarea que resulta tan compleja a veces, que desestimula al productor.
  6. Invirtiendo, por parte de los capitalistas, en el montaje de empresas de explotación y de transformación, en el campo.

Sin duda, la llegada de empresas privadas organizadas, eficientes, y especialmente sin el ánimo de explotación inmisericorde de los recursos y de la gente, propio del capitalismo irresponsable, empresas con el concepto de RES Responsabilidad social empresarial muy claro – que va más allá de pagar impuestos y realizar acciones simplistas de beneficencia y recreación y cultura, - propician mucho del ambiente, los recursos de dinero y físicos y las circunstancias que harían atractiva la explotación del campo e inclusive el regreso a él, de quienes tienen el arraigo y por lo tanto la motivación, y la formación, para desarrollarlo.

En una ponencia del Dr Alonso Ortiz sobre acciones posibles del sector empresarial frente al posconflicto en Colombia, en un reciente congreso de administración organizado por Unimiuto, la Universidad del Minuto de Dios, se preguntaba “ Porque no establecer empresas en áreas alejadas y de muy pocas oportunidades, donde hay inmensos recursos naturales, como el Chocó? Inclusive, o especialmente, en áreas de conflicto en la actualidad”

Ciertamente podrían no ser tan rentables económicamente, pero sin duda podrían tener una altísima rentabilidad social y ser una contribución fundamental en dirección al desarrollo y la equidad.

La diferencia entre la rentabilidad obtenida en ese tipo de empresas y proyectos y la rentabilidad deseada desde el punto de vista competitivo y de costo de oportunidad en términos económicos, sería el costo de la ejecución de acciones de responsabilidad social empresarial, de mucho más impacto y beneficio real mutuo, que las manidas acciones de beneficencia, los “regalitos” para mantener contenta a la comunidad que explotan.

No habrìa mucha necesidad de gastar ingentes cantidades de dinero en capacitar a esas personas, en los pueblos, en el manejo de las tecnologías de la información : Una capacitación básica y el mostrarles la disponibilidad y utilidad de la herramienta, sería suficiente, siempre que se complementara con la disponibilidad de suficientes aplicaciones.

Transporte, medios de transporte de calidad y precio razonable, vías terciarias en buen estado y procedimientos burocráticos eficientes podrían ser otra estrategia apropiada.

Precios asegurados, al estilo de lo que hace el gremio cafetero, podría ser un estrategia mas

Habría que preguntarse, ¿que quisiera tener un joven de extracción rural, que ha experimentado la ciudad, que quizás se ha casado y tenido hijos en ella, para explotar productivamente los recursos del campo y llevar a él, desarrollo que bien pudiera en el futuro motivarlo para trasladarse allá?

El desarrollo del campo, la generación de negocios y desarrollo en él, no se logra necesariamente estando físicamente en él. Se puede lograr desde la ciudad intermedia o capital.

En esencia, lo que se propone es partir de una realidad sociodemográfica presente,  investigar, para generar estrategias apropiadas, que es lo que esa nueva realidad requiere para que el campo pueda ser explotado productivamente y las personas que tienen hacia él el cariño y el arraigo suficiente, sean quienes realicen esa explotación que sea a su turno el medio para lograr su propio desarrollo y el de su entorno familiar y social

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.