En casación no se puede atacar la sentencia de primera instancia

Por

Otro de los errores técnicos, de forma, de planteamiento que llevan a perder un recurso extraordinario  de casación laboral aun teniendo razones de hecho y derecho a favor, tiene que ver con la sentencia que se ataca, que debe ser la proferida por el tribunal, no la de primera instancia proferida por el juez laboral.

Por regla general un proceso laboral puede tener tres instancias (aunque la tercera y última no es precisamente una instancia), y la instancia superior busca atacar la decisión tomada en la instancia anterior. Por ejemplo, la primera instancia puede ser recurrida ante la segunda instancia por la parte a la que le ha sido desfavorable, y la decisión de segunda instancia puede ser recurrida ante la tercera conocida como recurso extraordinario de casación.

Lo que nos es norma general, es que en la tercera instancia se pretenda recurrir o atacar la sentencia de la primera instancia, aunque puede haber una excepción como más adelante se expone.

La sala laboral de la corte suprema de justicia en sentencia del 9 de agosto de 2011 expediente 42305  ha dicho sobre el particular:

Al respecto, aclara la Sala, que la decisión de primer grado solo es susceptible de ser recurrida en casación en el caso previsto por el artículo 89 del C. P. del T., esto es, cuando existe acuerdo entre las partes para saltar la instancia de la apelación, que no es el caso aquí debatido, por lo que resulta a todas luces improcedente, atacar la sentencia del a quo.

Lo procedente en estos casos, en donde se han producido las dos instancias, es dirigir el ataque contra la decisión del Tribunal, para que una vez casada la sentencia, solicitar en sede de instancia lo que se pretenda frente a la decisión del a quo: su confirmación, modificación o revocación.

La excepción a que se refiere la corte  es la contenida en el artículo 89 del código procesal del trabajo:

Interposición del recurso Per Saltum. El recurso de casación per saltum contra las sentencias de los Jueces del Círculo judicial del Trabajo de que trata la letra b) del artículo 86, se propondrá y se concederá o denegará dentro de los términos y en la misma forma que el de apelación.

La parte que desee saltar la instancia de apelación deberá obtener el consentimiento escrito de la contraparte o de su apoderado, que deberá presentarse personalmente por su signatario ante el mismo Juez. La impugnación en casación por salto sólo podrá fundarse en la causal primera del artículo 87.

Es claro entonces que sólo en el evento en que se haya optado por no recurrir a la segunda instancia (apelación ante el tribunal), se puede recurrir al recurso extraordinario de casación  contra la sentencia proferida en primera instancia.

Conozca nuestra Guía Laboral 2018

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Rubén Tacuri Dice:

    En un juicio de partición se dio una sentencia en tercera instancia en la cual no se excluyó los derechos propios de la viuda, los que si bueron reclamados oportunamente, en cual se han iniciado juicios de nulidad de la sentencia y de la hijuela partitoria por dos ocaciopnes y el juez nunca ordenó la inscripción de la sentencia y la hijuela, a pesar de que han pedido la entrega material de los lotes el juez nunca ordenó, es decir, nunca se ha ejecutado la sentencia, debo manifestar que uno de los compradores de derechos y acciones en forma dolosa hizo inscribir la sentencia y la hijuela utilizando el cartel y cuando el juicio estaba suspendido por la demanda en este mismo comprador de derechos y acciones planteó.
    Se puede reclamar los derechos de la viudad y,
    la nulidad de la inscripción de la sentencia en el segistro de la propiedad.

    Responder
  2. Martha Mejia Dice:

    Buenas noches.

    Mi caso, es una pensión de vejez.
    Le di poder a un abogado para que solicitara recuperación de semanas y/o cálculos Actuariales ante la entidad pagadora de pensiones,y éste nunca habló con la empresa existente para los cálculos Actuariales; las semanas faltantes son 60.

    La juez desestimó las pruebas que se tenían, perdiéndose el caso en primera y segunda instancia. El abogado, me pidió que le diera un dinero para pagar los cálculos, aduciendo que luego pasaría el caso a casación, motivo por el cual desistí de sus servicios,le pagué sus honorarios y él me dió un PAZ Y SALVO.

    Hablé con la empresa, la cual se comunicó con el fondo de pensiones, y ya tengo un radicado.

    EL abogado me dice que él de todos modos mandó el caso a casación y que después arreglamos.

    Pregunta: ¿Debo conseguir otro abogado o puedo continuar el caso sola?.

    Muchas gracias.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.