En demanda de prescripción adquisitiva no es requisito allegar certificado de libertad y tradición

Por

La ley considera que si una persona posee un predio o inmueble de forma pacífica con ánimo de señor  dueño por un determinado tiempo, adquiere el derecho a perseguir la propiedad del dominio, y quien se considere con ese derecho puede iniciar una demanda con ese propósito, y para ello no debe allegar certificado de libertad y tradición de la propiedad de la que quiere adquirir el dominio por prescripción adquisitiva.

Consulte: Prescripción como modo de adquirir el dominio

Es probable que el bien que ha sido ocupado por muchos años no tenga un dueño, como puede ser un terreno baldío, o que sea un predio que los anteriores dueños nunca legalizaron, o que ese predio forme parte de otro predio mayor, y en cualquier caso no existe un folio de matrícula inmobiliaria abierta, por lo tanto es físicamente imposible adjuntar un certificado de libertad  y tradición, y debido a ello no puede ser solicitado por el juzgado para admitir la demanda.

No obstante, algunos jueces inadmiten la demanda si el demandante no adjunta tal requisito, a lo que la sala civil de la corte suprema de justicia ha dicho en varias sentencias, como la sentencia 00558 del 13 de abril de 2011 con ponencia del magistrado Arturo Solarte:

«Como se puede observar, no se desprende del ordenamiento jurídico vigente, ni de la jurisprudencia nacional, que para admitir una demanda de pertenencia el juez del conocimiento, además del certificado especial al que alude el tantas veces mencionado numeral 5° del artículo 407 del C. de P.C. –otorgado en debida forma-, deba exigir el certificado de tradición y libertad del inmueble. Si el certificado del registrador hace referencia a que al predio objeto de la usucapión tiene asignado un folio de matrícula inmobiliaria, obviamente el conocimiento de su contenido por parte del juez contribuye de manera muy eficaz a dilucidar diversos aspectos transcendentes en este tipo de controversias. Pero si el inmueble se encuentra en circunstancias como las arriba referidas, en las que no se le ha asignado el folio real, ello no debe impedir el acceso del respectivo poseedor a la administración de justicia y, sin perjuicio de las cargas probatorias que corresponda desplegar a la parte demandante, el juez, además de ordenar el necesario emplazamiento para efectos de convocar a los eventuales titulares de derechos reales que sobre el bien cuya usucapión se reclama puedan existir, tiene la posibilidad de hacer uso de las prerrogativas y poderes que el ordenamiento le otorga, entre ellas, cuando las circunstancias lo ameriten, el decreto de pruebas de oficio (arts. 179 y 180 del C. de P.C.) para establecer las circunstancias fácticas que estime indispensables para dirimir la litis.»

El artículo del 407 del código de procedimiento civil que se refiere en la sentencia, corresponde hay al artículo 375 de la ley 1564 de 2012 o código general del proceso.

Valga precisar que el certificado a que hace referencia el numeral 5 del artículo 375 del código general del proceso no es precisamente al de libertad y tradición, sino a un certificado especial que contenga lo que la norma solicita.

Naturalmente que si el predio cuenta con un certificado de liberad y tradición,  hay que adjuntarlo pues ello facilitará el trabajo al juez.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.