En el derecho de petición no son válidas las respuestas a través de las cuales se le informa al interesado sobre el trámite que se está adelantando o que se pretende realizar

Por

Tratándose de un derecho de petición, derecho que ha sido levado al rango de fundamental, no son efectivas ni válidas aquellas respuestas que no resuelven de fondo la inquietud sino que se limitan a informar sobre el trámite que se sigue o  pretende seguir.

Cuando se presenta un derecho de petición, es común recibir una respuesta evasiva, sin contenido, que por supuesto no resuelve nada a quien interpuso el derecho de petición.

Existe reiterada jurisprudencia sobre este aspecto, y en esta oportunidad traemos una sentencia de la sección cuarta del Consejo de estado que regularmente se ocupa de aspectos tributarios, pero que en esta oportunidad se pronuncia sobre la adecuada respuesta que se la ha de dar a un derecho de petición.

En primer lugar, advierte la Sala que el artículo 23 de la Constitución Nacional establece:

“Toda persona tiene derecho a presentar peticiones respetuosas a las autoridades por motivos de interés general o particular y a obtener pronta resolución. El legislador podrá reglamentar su ejercicio ante organizaciones privadas para garantizar los derechos fundamentales”

De la norma constitucional trascrita se observa que la formulación de una petición implica correlativamente para la autoridad ante la cual se presenta, la obligación de dar respuesta oportuna y de fondo a la solicitud del peticionario, pues de nada serviría la posibilidad de dirigirse a la autoridad si ésta no resuelve o se reserva para sí el sentido de lo decidido.

Para que la respuesta sea efectiva debe ser expedida oportunamente, resolver de fondo la petición de manera clara y congruente con lo solicitado y debe ser notificada al peticionario. El no cumplimiento de estos requisitos implica la vulneración del derecho fundamental de petición.

En relación con la oportunidad de la respuesta, el artículo 6 del Código Contencioso Administrativo señala 15 días para resolver, sin embargo ante la imposibilidad de dar una respuesta en dicho lapso la autoridad debe explicar los motivos y señalar el término en el cual se realizará la contestación. En este caso el criterio de razonabilidad deberá tener en cuenta el grado de dificultad o la complejidad de la solicitud.

Es claro que las autoridades públicas deben actuar con eficacia y celeridad, por lo cual deben ser diligentes en el trámite y resolución de las solicitudes que ante ellas se presentan. Cualquier desconocimiento injustificado de los plazos establecidos en la ley implica la vulneración del derecho fundamental de petición.

De otro lado, se comparte lo considerado por la jurisprudencia constitucional en cuanto no son válidas ni efectivas las respuestas a través de las cuales se le informa al interesado sobre el trámite que se está adelantando o que se pretende realizar [Sentencia de febrero 4 de 2009, expediente 00566-01].

Desafortunadamente no han bastado las innumerables sentencias de las diferentes cortes. Aún muchas entidades públicas o funcionarios públicos siguen “tomando del pelo” a quienes recurren al derecho de petición para conseguir una solución efectiva a un problema o inquietud particular.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. mireya Dice:

    que puedo hacer si por un medio particular pague un tratamiento odontologico pague el 100% de lo solicitado la atencion pesima y el trabajo ya me lo han incumplido mi autoestima esta muy mal por que me encuentro sin un diente ya que pasa el tiempo y no lo entregan quiero que me regresen el dinero y terminar el tratamiento por otro lado

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.