En Japón el político que no cumple lo que promete se va

En el Japón el político  que no cumple las promesas realizadas en época electoral se tiene que ir, se lo exigen los partidos y la misma ciudadanía.

Hoy, el primer ministro japonés Yukio Hatoyama, ha presentado su dimisión una después de fuertes críticas recibidas en ocasión al incumplimiento de una promesa electoral.

Yukio Hatoyama cuando estaba en campaña, prometió prescindir de la base militar que Estados unidos tiene en Okinawa, pero una vez en el poder incumplió con su promesa electoral y decidió mantener la base militar estadounidense argumentando situaciones de seguridad considerando el actual estado de beligerancia de su conflictivo vecino, Corea del norte.

Aunque las razones que pudo esgrimir Yukio Hatoyama pudieran ser válidas, no se le perdonó que hubiera mentido, que hubiera incumplido una promesa.

Eso pasa en un país serio, con una sociedad exigente que no tolera la mentira en los políticos. Allí, un político que miente descarada y calculadamente para conseguir sus objetivos, es severamente castigado por la sociedad entera que le hace sentir su rechazo, rechazo suficiente como para que tenga que retirarse.

Hoy, con la facilidad que se accede a la información, quizás las cosas buenas de lejanas sociedades sean conocidas y asimiladas por la nuestra, que muy necesitada está de actitudes generalizadas que eliminen aspectos muy desagradables de la política. En nuestro país, se castiga al político honesto, el que dice la verdad aunque no se quiera oír y se premia la mentira, al que dice lo que la gente quiere oír aunque después hace lo contrario. Una gran lección para nosotros, sin duda.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.