¿En la venta de acciones a quien corresponden los dividendos pendientes de pago?

Cuando una persona compra acciones a otra y hay dividendos pendientes de cobro, ¿a quién pertenecen dichos dividendos?

Por ejemplo, si en enero de 2009 se compraron acciones y los dividendos correspondientes al 2008 no se había comprado, surge la inquietud respecto a quien corresponde esos dividendos causados y no cobrados, o dividendos que aun no han sido decretados.

Bien, el código de comercio colombiano se ocupo de regular de forma precisa esta situación, y es así como en su artículo 418 expuso:

Pertenencia de los dividendos pendientes. Los dividendos pendientes pertenecerán al adquirente de las acciones desde la fecha de la carta de traspaso, salvo pacto en contrario de las partes, en cuyo caso lo expresarán en la misma carta.

Para complementar, transcribimos a continuación el oficio 109783 de agosto de 2009 de la superintendencia de sociedades en el que trata este mismo asunto:

“Me refiero a su comunicación radicada con el número 2009-01-215648 mediante la cual manifiesta que en una empresa cuyas acciones no son negociadas en bolsa se decretaron dividendos en el mes de marzo de 2007 por el resultado del ejercicio anterior, constituyéndose un CREDITO en cabeza  de cada socio por la obligación adquirida, pagaderos en 12 cuotas mensuales, de acuerdo con lo estipulado en el Acta de Asamblea.

En el mes de Octubre de ese mismo año, uno de los socios vende sus acciones a otro, pero no los dividendos, que le fueron  abonados en cuenta en los términos descritos en el inciso anterior.

La compañía siguió pagando  las cuotas mensuales faltantes de los dividendos abonados en la cuenta, al tradente.

En el mes de marzo del año 2008 cuando se decretan los dividendos por las operaciones del ejercicio enero-diciembre de 2007 el 100% se abonó en la cuenta del adquirente. Consulta: Es procedente el tratamiento aplicado?

Al respecto, sea lo primero manifestar lo siguiente:

El artículo 455 ibídem, señala lo siguiente: “Hechas las reservas a que se refieren los artículos anteriores, se distribuirá el remanente entre los accionistas.

El pago del dividendo se hará en dinero efectivo, en las épocas que acuerde la asamblea general al decretarlo y a quien tenga la calidad de accionista al tiempo de hacerse exigible cada pago.  …”

Por su parte, el artículo 418 del Código de comercio, “Los dividendos pendientes pertenecerán al adquirente de las acciones desde la fecha de la carta de traspaso, salvo pacto en contrario de las partes, en cuyo caso lo expresarán en la  misma carta.”

De acuerdo con el artículo 156 del Código de Comercio, “Las sumas debidas a los asociados por concepto de utilidades formarán parte del pasivo externo de la sociedad y podrán exigirse judicialmente. Prestarán mérito ejecutivo el balance y la copia auténtica de las actas en que consten los acuerdos válidamente aprobados por la asamblea o junta de socios.

Las utilidades, que se reparan se pagarán en dinero efectivo dentro del año siguiente a la fecha en que se decreten, y se compensarán con las sumas exigibles que los socios deban a la sociedad”

Con fundamento en las anteriores disposiciones, resulta claro que  los dividendos decretados son del titular de la acción al momento de hacerse exigible cada  pago.

En los casos de enajenación de acciones respecto de las cuales se hubieren decretado dividendos, los que deban entregarse con anterioridad al traspaso, le pertenecen al vendedor y aquellos que deban pagarse con posterioridad, le pertenecen al comprador, salvo que mediante pacto escrito, las partes hubieren acordado lo contrario.

Teniendo como sustento el precepto anterior, los dividendos que arrojó el ejercicio contable cortado a 31 de diciembre de 2006, decretados en marzo de 2007, son del titular vendedor hasta octubre de 2007 y a partir de la fecha de la enajenación salvo pacto escrito en contrario, le pertenecen al comprador.

Es entonces claro que las utilidades no distribuidas y los dividendos decretados y no pagados, pertenecen al comprador, esto es al accionista o socio al momento de la distribución de utilidades o de efectuarse el pago del dividendo, salvo que la negociación de las acciones expresamente haya previsto cosa distinta y la sociedad haya sido enterada de tal estipulación”.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.