En nuestro país el mejor amigo del hombre no es el perro sino un funcionario corrupto

Por

Quien ha tenido que realizar algún trámite administrativo o alguna diligencia en alguna entidad estatal para lo que sea, se habrá dado cuenta que nada como tener de amigo a un funcionario corrupto, sin el nada se puede hacer, o si se hace,  el proceso será irritantemente lento.

Es corrupto hasta el más funcionario de menor rango existente. Desde el portero hasta la señora del tinto,  y no se diga de los secretarios, gerentes, directores administrativos, asesores jurídicos, y un largo etcétera. Y ni qué hablar de concejales, alcaldes, diputados, gobernadores, ministros, senadores, y hasta los presidentes, aunque seguramente el trabajo sucio no lo harán estos sino sus secretarios o algún funcionario nombrado en puestos estratégicos que aparentemente nada tiene que ver con quien ordena los mandados.

Todo en el estado se vende. La información, la expedición de licencias, permisos, libertades, condenas, títulos mineros, licencias ambientales, calificaciones de zonas francas, trazos de rutas viales, rebaja de impuestos  y  cientos de cosas más; y para ello  en muchos casos no es necesario extender un cheque con muchos ceros, cualquier detalle barato puede ser suficiente, o incluso nada, basta una recomendación  o ser simplemente conocidos o amigos del funcionario corrupto.

Sin un buen amigo corrupto casi nada se consigue del estado. Si no se tiene un amigo que sea un funcionario corrupto, por lo menos hay que tener un amigo que si lo tenga, o un vecino cuanto menos. Sin ese funcionario corrupto todo  lo que intentemos hacer será más difícil o imposible.

Como se puede ver, el mejor amigo del hombre ya no es el perro, es ese funcionario corrupto que está a la casa de cualquier peso que le ofrezcan o puedan exigir para cumplir con sus funciones, o para hacer lo que no le está permitido, o para que no haga lo que debe hacer.

Claro, algunos dirán que no todos son corruptos, y es cierto, pero esa es la excepción y no la regla.

Bueno es aclarar que corrupción no sólo es cobrar dinero por hacer o dejar de hacer algo. Corrupción por ejemplo es ver a  un amigo en la fila y llamarlo para que se acerque a la ventanilla y así evitarle la fila de varias horas.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. JUAN RUA MARTINEZ Dice:

    Pese a la "hiel" con que está escrita esta columna, desafortunadamente es preciso decir que esto es TOTALMENTE CIERTO......

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.