¿En qué año deben declarar los ingresos las personas naturales que no llevan contabilidad?

Las personas que no llevan contabilidad (se supone que no la llevan porque no están obligada a ello), tienen dudas respecto al año o periodo gravable en que deben declarar sus ingresos, especialmente cuando son ingresos obtenidos de empresas o personas que sí llevan contabilidad.

Entre la empresa que paga y la persona que recibe el pago no siempre coincide el año en que se contabiliza o se causa ese pago, lo que puede llevar a confusiones e incluso a una investigación de la Dian.

Puede ser el caso en que una persona natural vendió algo a una empresa en diciembre de 2016  y la empresa sólo paga en enero del año próximo (2017). En ese caso la empresa contabiliza el pago en el 2015, pero la persona sólo recibe el ingreso en el 2017. Es cuando surge la duda para la persona natural: ¿Declara esos ingresos en el 2016 o en el 2017?

Dejemos que sea la sección cuarta del Consejo de estado quien responda a esta inquietud, respuesta que se encuentra en la sentencia 18706 del 28 de febrero de 2013 con ponencia de la magistrada Martha Teresa Briceño:

Al respecto, el artículo 26 del Estatuto Tributario señala que la renta líquida gravable se determina de la suma de "todos los ingresos ordinarios y extraordinarios realizados en el año o período gravable". Por su parte, el artículo 27 ibídem, prevé que, por regla general, se entiende realizado el ingreso cuando se recibe efectivamente en dinero o en especie, en forma que equivalga legalmente a un pago, o cuando el derecho a exigirlo se extingue por cualquier otro modo legal. Se exceptúan, entre otros casos, los ingresos obtenidos por los contribuyentes que llevan contabilidad por el sistema de causación, pues estos deben denunciar los ingresos causados en el año o período gravable. Toda vez que el derecho a exigir el pago conforme al contrato suscrito nacía ". a la entrega por parte del VENDEDOR de las máquinas dadas en venta" y que está demostrado en el expediente que Plásticos Dienes S.A. pagó al actor el precio en los meses de junio y octubre de 2001, el hecho gravado debió declararse en el año gravable 2001, como efectivamente ocurrió, rubro que no fue modificado por la Administración. Lo anterior, por cuanto el contribuyente no está obligado a llevar contabilidad por no ejercer una actividad mercantil, dado que es un profesional independiente y pertenecer al régimen simplificado, aspectos que no son materia de discusión dentro del proceso. En consecuencia, según el artículo 27 del E.T debe informar sus ingresos y sus costos y gastos por el sistema de "caja" es decir, que solo los declara cuando los haya recibido y/o pagado efectivamente ya sea en dinero o en especie.

Es clara la sentencia al afirmar que las personas no obligadas a llevar contabilidad deben declarar sus ingresos en el año en que efectivamente los perciban, sin importar que quien realice el pago lo haya causado en un año diferente.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. diego dice:

    Buenos días, Me nace una inquietud: que pasa con el certificado de retefuente que fue expedido en el 2017, certificando que el año 2016 le retuvo xx cantidad; Si el ingreso lo declara en el año gravable de 2017 y la retención quedo con otro año?

    • David dice:

      Hay una sentencia del consejo de estado (febrero 9 de 20120 expediente 18249) que apunta a que la retención en la fuente debe estar asociada a los ingresos, por lo tanto en el año que declara los ingresos se descuenta la respectiva retención así no coincida con el periodo fiscal del certificado.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.