¿En qué consiste el derecho de disposición del remitente en el contrato de transporte de cosas?

El derecho de disposición del remitente consiste en disponer de la mercancía retirándola del sitio de partida o  del destino, retirándola de la ruta, disponiendo que la entrega se haga a persona distinta al destinatario, este beneficio solo puede ser usado por el remitente siempre y cuando este haya cumplido todas las obligaciones relacionadas con el contrato de transporte.

Por otro lado, el remitente puede hacer uso del derecho de disposición siempre y cuando no se cause perjuicio al transportador o a los demás remitentes, además  es obligación en caso de hacer uso del derecho de disposición  reembolsar los gastos que ocasione.

Las reglas del derecho de disposición del remitente, se encuentran consagradas en el inciso primero del artículo 1023 del código de comercio, el cual dice lo siguiente:

“El remitente tendrá derecho, a condición de cumplir todas sus obligaciones resultantes del contrato de transporte, a disponer de la mercancía sea retirándola del sitio de partida o del de destino, sea deteniéndola durante la ruta, sea disponiendo su entrega en el lugar de destino o durante la ruta a persona distinta del destinatario designado en la carta de porte, el conocimiento de embarque o la remesa terrestre de carga o sea solicitando su retorno al sitio de partida, siempre en que el ejercicio de tal derecho no ocasione perjuicio al transportador ni a otros remitentes con la obligación de reembolsar los gastos que motive.”

El artículo mencionado también establece que el derecho de disposición del remitente termina al momento en que comienza el del destinario, el destinatario tiene derecho a que se le entregue la mercancía por parte del transportador  cuando esta haya llegado al destino o cuando sea el caso a aceptar la factura cambiaria.

Cuando el derecho de disposición del remitente consista en el cambio del destinatario y a su vez esto implique un cambio de ruta o que el transporte sea más lejos que lo estipulado en el contrato, el remitente debe pagar los gastos que ocasione dicho cambio. De igual manera cuando el remitente o el destinatario ordenen el cambio de ruta o cambien el modo de transporte, quien lo ordene deberá pagar los gastos que esto genere al transportador.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.