¿En qué consiste la especulación a la baja en la bolsa?

En las Bolsas de valores, los inversores -ya sean individuales o institucionales- compran y venden activos financieros de distinto signo, como acciones de empresas o títulos de deuda pública. Las Bolsas de valores tienen como funciones principales las de proporcionar liquidez, servir de intermediarias entre los ahorradores y las empresas, establecer el precio de las compañías que están sometidas a capitalización bursátil, permitir a los pequeños inversores penetrar en el capital social de grandes compañías o servir como indicador aproximado de la evolución económica de una empresa, un sector económico o un país.

Dentro del entramado bursátil cobran especial importancia, en la negociación de los diversos títulos financieros, las operaciones especulativas a la baja, es decir, todas aquellas que tratan de reducir considerablemente el valor de determinados activos (normalmente en un periodo muy corto de tiempo), para que estos sean revendidos posteriormente a un precio mayor.

A la especulación bursátil a la baja en un periodo corto de tiempo se le suele llamar "venta en corto" (o "short selling", en el argot financiero anglosajón). La venta en corto (una forma de especular en Bolsa que, por cierto, ha sido prohibida en algunos países europeos, mientras que en otros ha sido sometida a una fuerte regulación gubernamental) es un tipo de operación especulativa que funciona de la siguiente manera: el operador bursátil se dedica a vender activos financieros, después de haberlos conseguido mediante préstamo -o, incluso, sin poseerlos todavía, con el objetivo último de volver a adquirirlos a un precio más bajo, embolsándose así una ganancia por la diferencia resultante.

Fundamentalmente, dos son las formas en que un operador de Bolsa puede poner en práctica la especulación bursátil a la baja de acciones u obligaciones:

-El "broker" compra mediante préstamo un activo financiero que considera que tiene una tendencia bajista, vendiéndolo posteriormente y de forma inmediata. El propósito de esta operación especulativa consiste en volver a comprar dicho activo a un precio de mercado más bajo, entregándole de nuevo el título al anterior prestamista. De esta manera el operador obtiene una plusvalía por la operación.

-La otra modalidad de venta en corto en Bolsa es la denominada "naked short selling", mediante la cual el "broker" vende el activo antes de haber solicitado el préstamo. Posteriormente, el especulador compra el título en el mercado a un precio menor, dándoselo a su comprador inicial y embolsándose el operador la diferencia resultante (siempre que el título, claro está, se haya depreciado).

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.