¿En qué consiste la porción conyugal excesiva?

Hay porción conyugal excesiva cuando el causante deja al cónyuge donación,  herencia o legado, los cuales  superan el valor de la porción conyugal. ¿Qué se debe hacer en este caso? La respuesta a este interrogante se encuentra consagrada en el artículo 1237 del código civil, el cual establece que cuando hay porción conyugal excesiva, el sobrante,  es decir, la parte que excede a la porción conyugal se imputara a la parte de los bienes de que el difunto pudo disponer a  su arbitrio.

Recordemos que en la sentencia C-238 de 2011,  la Corte Constitucional declaro la exequibilidad condicionada del  artículo 1237 del código civil, en el entendido de que la porción conyugal también tiene derecho los compañeros permanentes y las parejas del mismo sexo.

Al respecto la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Civil en su sentencia  de 20 noviembre de 1973, se refiere de la siguiente manera:

“Cuando el testador asigna a su cónyuge, bien por donación, herencia o legado, bienes que excedan el valor de la porción conyugal a que este tiene derecho, ese sobrante se le paga con imputación o afectación de la cuarta de libre disposición, si así lo ordena expresamente el testador, luego en tales casos, se repite, el cónyuge sobreviviente, para estarse al evento de la censura, además de la porción conyugal, puede recibir, como lo mando la memoria testamentaria del premuerto, la parte de que él podía disponer libremente, de lo contrario, al sobreviviente se le colocaría en inferioridad de condiciones a un extraño respecto a la asignación de la cuarta en referencia.”

Por otro lado cuando el cónyuge sobreviviente posee bienes puede escoger a su arbitrio retener lo que posee renunciando a su porción conyugal o viceversa pedir la porción conyugal abandonando los otros bienes y derechos.

En conclusión la porción conyugal es un derecho que tiene el cónyuge o compañero permanente ya sea de parejas heterosexuales u homosexuales; por el solo hecho de una condición económica que no permita la subsistencia;  y que nace  como una manifestación del tiempo que se, compartió el proyecto de vida,  que ofreció apoyo, cuidado y comprensión a una persona. Pero que siempre lleva implícita la condición de que el cónyuge o compañero permanente  sobreviviente no tenga lo suficiente para subsistir.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.