¿En qué momento nace la obligación de tener revisor fiscal para efectos tributarios?

Por   22/05/2011

Cuando una sociedad está obligada a tener revisor fiscal, sus declaraciones tributarias deben estar firmadas por el revisor fiscal, razón por la que importa el momento en que la sociedad queda obligada a tener revisor fiscal.

Cuando la sociedad debe tener revisor fiscal en razón al monto de sus activos o sus ingresos en virtud de lo dispuesto por el parágrafo 2 del artículo 13 de la ley 43 de 1990, la obligación de tener revisor fiscal, si se cumplen con los mencionados requisitos, surge a partir del año siguiente en que se han superado dichos topes, puesto que la ley hace referencia “al 31 de diciembre del año inmediatamente anterior”, de modo que si en diciembre 31 de 2010 se cumplieron dichos topes, en el 2011 las declaraciones tributarias deben estar firmadas por el revisor fiscal.

No obstante, surge la inquietud respecto a las declaraciones de retención en la fuente y del impuesto a las ventas de los primeros meses del año, puesto que la elección del revisor fiscal toma un tiempo prudencial que impide, por ejemplo, que la declaración de retención en la fuente del mes de enero que se presenta en la primera semana de febrero pueda ser firmada por el revisor fiscal.

Esta cuestión ha sido abordada por la sección cuarta del Consejo de estado que en sentencia manifestó:

Entonces se tiene que el monto de tales activos brutos con corte de cuentas a 31 de diciembre de 1.996 adquieren firmeza - e imponen la obligación de tener revisor fiscal- cuando los estados financieros son aprobados por el órgano social respectivo, la junta de socios, en su reunión ordinaria que se celebró el 19 de marzo de 1.997, no antes, como con acierto lo ha interpretado la parte actora, pues en tal fecha se impuso, para la sociedad, dar desarrollo a lo previsto en el artículo 204 del Código de Comercio, vale decir, efectuar la elección del revisor fiscal, en concordancia con lo dispuesto en el artículo 422 ibídem. [Santa Fe de Bogotá, D.C., nueve (9) de junio de dos mil (2.000) Radicación número:  2500023270001998074701-10034]

Es evidente que sólo cuando los estados financieros son aprobados por el  máximo órgano social se tiene certeza los valores reales existentes a 31 de diciembre, por lo tanto, la obligación de tener revisor fiscal no es definitiva hasta tanto sean aprobados los estados financieros que dan fe absoluta del cumplimiento de los requisitos exigidos por la ley.

Una vez que se determina la obligación de tener revisor fiscal [lo cual sucede después de que el máximo órgano social aprueba los estados financieros, y para lo cual el artículo 422 del código de comercio (aplicable también para las sociedades distintas a las anónimas), concede un plazo de hasta tres meses], se debe elegir el revisor fiscal y luego inscribirlo en el registro mercantil.

Todo ese proceso puede conllevar a que actuando de acuerdo a la ley, el revisor fiscal sólo sea elegido por lo menos en el mes de febrero cuando la declaración de retención del mes de enero ya se ha presentado, declaración que por supuesto no podía ser firmada por el revisor fiscal, lo cual según el criterio del Consejo de estado arriba transcrito, y según la lógica y  el sentido común, no es razón para considerar dicha declaración como no presentada ante la ausencia de la firma del revisor fiscal.

En resumen, técnica y legalmente es imposible que se le exija a una sociedad la firma del revisor fiscal en las declaraciones tributarias de los primeros meses, tratándose del primer año obligada a tener revisor fiscal.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. José A David dice:

    Se puede confirmar Comité convivencia regional cuando la regional dispone de 30 empleados.
    Comprobado acoso laboral y como solución sólo se dio una conciliación, se puede solicitar medidas más drásticas para el acosador
    Gracias

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.