¿En qué periodo se descuentan las retenciones practicadas por un agente de retención que lleva contabilidad por el sistema de caja?

Cuando el agente de retención lleva contabilidad por el sistema de caja y el sujeto pasivo por el sistema de causación, al finalizar un periodo gravable se presentan situaciones en que las retenciones efectivamente practicadas y certificadas quedan un periodo diferente, lo cual causa confusión respecto al periodo en que se deben imputar o descontar.

Supongamos que la empresa A que lleva contabilidad por el sistema de causación le presta un servicio a una persona natural agente de retención que no está obligada a llevar contabilidad y por tanto aplica el sistema de caja. Dicho servicio se lo presta y se lo factura el 20 de diciembre de 2011, de suerte que la empresa causa su ingreso en diciembre de 2011, pero la persona natural agente de retención, paga la factura en enero de 2012, fecha en que aplica la retención, certificando la retención como practicada en enero de 2012.

Es evidente que aquí se presenta una diferencia de periodos, ya que mientras el sujeto pasivo tienen en su contabilidad una retención en al fuente correspondiente al 2011, el agente de retención se la certifica como del periodo 01 del 2012, de suerte que la empresa tendrá problemas a la hora de imputarlas en su declaración de renta del 2011, pues las retenciones han sido certificadas para el año gravable 2012.

Y esto se debe a la forma como está redactado el artículo  373 del estatuto tributario:

Los valores retenidos se imputan en la liquidación privada. En las respectivas liquidaciones privadas los contribuyentes deducirán del total del impuesto sobre la renta y complementarios el valor del impuesto que les haya sido retenido. La diferencia que resulte será pagada en la proporción y dentro de los términos ordinarios señalados para el pago de la liquidación privada.

Se entiende aquí, y así lo exige la Dian, que las retenciones imputadas en la liquidación sean las que se hayan practicado durante el periodo declarado, es decir que si se declara el 2011, se imputarán las retenciones practicadas en el 2011, y en el supuesto que nos ocupa ello no sucede, por cuando las retenciones fueron practicadas, declaradas,  certificadas en y  por el 2012, todo ello debido a que el agente de retención aplica el sistema de caja, que por supuesto es legal cuando no se está obligado a llevar contabilidad.

No obstante, y por suerte, hay una reciente sentencia (febrero 9 de 20120 expediente 18249)  de la sección cuarta del consejo de estado donde se aclara esta situación:

En esas condiciones, la Sala ha precisado que “[a]rmonizadas las disposiciones relativas a la causación de los ingresos con las acabadas de mencionar respecto de la retención en la fuente, se concluye que para quienes llevan contabilidad por el sistema de causación, el derecho a deducir en un período las retenciones del impuesto, se encuentra sujeto a que el ingreso que las genere se realice o cause en el mismo período, y correlativamente se cause el impuesto en la misma vigencia fiscal” .

Entonces, teniendo en cuenta que la sociedad XXXX es una persona jurídica obligada a llevar contabilidad por el sistema de causación, el derecho a deducir en un período las retenciones del impuesto, está sujeto a que el ingreso que las genere se realice o cause en el mismo período y, correlativamente, se cause el impuesto en la misma vigencia fiscal.

En esas condiciones, para la Sala no es procedente el argumento planteado en los actos acusados, en el sentido de exigir que la contribuyente aplique las retenciones en la fuente según sean causadas, practicadas, declaradas y pagadas por entidades sometidas al sistema de caja, pues como se explicó, las retenciones en la fuente deben estar asociadas a los ingresos y sólo es procedente su descuento en el mismo periodo en que estos se causen.

Queda claro que cuando se presente una situación como la abordada en este editorial, quien haya sido objeto de retención por un agente de retención que aplica el sistema de caja y por tanto aplica la retención un periodo diferente, podrá imputar las retenciones en el periodo gravable en el cual haya causado en su contabilidad el ingreso objeto de retención, así el certificado expedido por el agente de retención contenga un periodo diferente, posterior.

Ello es así porque el ingreso objeto de retención, y el cual genera la renta que se declara y sobre la cual se tributa, fue causado por el sujeto pasivo en el 2011, y es por ese año que se pagó el anticipo del impuesto que conlleva la retención en la fuente.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. JUAN RUA MARTINEZ dice:

    El ejemplo propuesto es de difícil ocurrencia ya que si la persona natural está habilitado como agente retenedor de hecho deberá haber cumplido requisitos de ingresos y patrimonio que lo obligarían a llevar contabilidad.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.