En un consorcio o unión temporal cada parte declara ingresos, costos y deducción según su participación en el negocio

Según el artículo 18 del estatuto tributario, los consorcios y las uniones temporales no son contribuyentes del impuesto a la renta, de manera tal que le corresponde a cada consorciado o a cada integrante de la unión temporal declarar los ingresos, costos y gastos según su porcentaje de participación dentro del consorcio o unión temporal.

Por ejemplo, si una persona natural participa en un 20% de una unión temporal, si está obligada a declarar renta debe declarar el 20% de los ingresos obtenidos por esa unión temporal, y puede imputar igualmente el 20% de los costos y deducciones.

No es dable, por ejemplo, que declare el 20% de los ingresos y por alguna extraña razón impute el 30% de los costos y deducciones, pue en principio se puede afirmar que parte de esos costos y deducciones no guardan causalidad ni proporcionalidad respecto a la totalidad de ingresos declarados.

La sección cuarta del consejo de estado en sentencia 20347 de fecha  febrero 23 de 2017, con ponencia del magistrado Jorge Octavio Ramírez dijo al respecto:

«Pero dado que es un hecho cierto que la unión temporal incurrió en el costo por licencias y trámites para la renovación del contrato con el INVÍAS, es procedente que la DIAN hubiere determinado la erogación de acuerdo con la participación que tuviera cada miembro en la unión temporal.

Todo, porque no puede perderse de vista que la normativa tributaria señala que las partes de la unión temporal deben declarar los ingresos, costos y deducciones, de acuerdo con su participación en los ingresos, costos y deducciones de la unión temporal.

Es por ese motivo que la contribuyente no puede llevar la totalidad de esa erogación en la declaración de renta, sino el porcentaje de participación establecido en el contrato, esto es, el 40%.»

Pero en algunos casos puede ser necesario que uno de los participantes del negocio deba asumir un determinado pago que puede representar un porcentaje de gastos  y costos superior al porcentaje del cual participa en dicho negocio, surgiendo la duda sobre qué manejo se le debe dar a una situación tan particular.

Por ejemplo, puede ser que una de las partes por su actividad y experiencia sea la que lleve a cabo el proceso de construcción de una determinada obra, y resulte que el costo de esa construcción representa el 30% de los costos totales, en tanto la parte que la ejecuta sólo participa en el 20% del negocio.

En tal caso podría acordarse que las otras partes reembolsen a quien ha contribuido con más hasta alcanzar el equilibrio, o que en el contrato o acuerdo que constituye la unión temporal o el consorcio, se acuerde expresamente que una de la partes se hará cargo de determinados costos.

Así se puede intuir del siguiente aparte de la misma sentencia arriba referida:

«De acuerdo con lo anterior, se encuentra que en los citados documentos no se verifica que a la contribuyente le hubiere correspondido asumir el costo por licencias y trámites generados en la renovación del contrato de la unión temporal con el INVIAS.

Llama la atención de la Sala que la actora no aportó el documento en el que supuestamente las partes de la unión temporal acordaban de forma expresa que la erogación estaba a cargo de (…).

Luego entonces, la contribuyente no puede asumir el costo por licencias y trámites individualmente puesto que no está probado que ésta hubiese incurrido en esa erogación respecto de su parte de trabajo en la ejecución del contrato.»

Se trata de probar que la realidad del negocio implicó que una de las partes debía aportar en gastos un porcentaje superior al que participaría en las utilidades del negocio, pero en todo caso no dejará de ser un caso complejo de probar en la vía gubernativa ante la interpretación exegética y restrictiva que los funcionarios de la Dian suelen hacer de la norma.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.