Sufro de epilepsia desde los 16 años. Mi padre es pensionado. ¿Si él muere primero yo puedo reclamar la pensión de sobrevivientes?

Por

Una lectora nos hace la siguiente consulta: 

Tengo 31 años de edad y desde los 16 sufro de epilepsia motora (se caracteriza porque reduce la movilidad). Coomeva EPS me calificó con una discapacidad del 50.95. Soy beneficiaria de mi papá en la EPS.  Mi papá se  separó de mi mamá y convive con otra persona y solo me paga la EPS. Desde hace un tiempo vengo teniendo serios problemas médicos (Me caigo con mucha frecuencia y por ello debo permanecer acompañada las 24 horas) debido a que la EPS  me deja sin medicamento hasta 3 meses,  desequilibrando mi salud. Le he pedido a mi papá que me ayude con dinero para comprar las medicinas, al igual que para comprar unas muletas, pero se niega a colaborarme. No puedo trabajar, pues mi enfermedad me lo impide. Durante una entrevista laboral convulsioné, lo cual hizo que no me dieran el empleo. Mi duda es la siguiente, mi papá es jubilado de la alcaldía de Medellín, él insistentemente me pide el certificado de discapacidad otorgado por Coomeva para reclamar una ayuda económica que existe para los jubilados con hijos discapacitados. Yo no recibo nada de ese beneficio. Mi papá me dice frecuentemente que si él se muere yo me "jodo",  porque no tengo derecho a pensión. ¿Me podrían ayudar?

 Con mucho gusto atendemos la consulta de la lectora.

Para que la preguntante pudiera obtener la pensión de sobrevivientes sería necesario que su realidad actual cambiara radicalmente antes de que su papá fallezca. Dicho en otros términos, así como están las cosas la consultante no podría acceder a la mencionada pensión, pues no se dan los presupuestos fácticos que la ley reclama para la transmisión de la pensión.

Me explico:

De conformidad con la ley, para que un pensionado pueda transmitir la pensión a un hijo  mayor de edad, se requiere que éste se encuentre a cargo de aquel y que dicha dependencia económica se deba a que el hijo está incapacitado para trabajar, bien sea por estar estudiando o por padecer discapacidad física, síquica o sensorial formalmente diagnosticada y calificada.

En el caso planteado en la consulta no se cumple la condición prevista por la ley para que pueda operar la sustitución de la pensión, pues si bien la joven se encuentra en situación de discapacidad y ésta ha sido formalmente diagnosticada y calificada, se echa de menos la dependencia económica de aquella con respecto al pensionado.

Así pues, la sugerencia para la persona que pregunta sobre sus expectativas pensionales es que converse con su padre, le haga ver que ella sí puede aspirar a una eventual sustitución pensional (compartida con su actual compañera), pero que para ello se hace necesario que le ayude a su sostenimiento,  y que suscriba y presente al fondo de pensiones que le paga la pensión, un documento en el que exprese que en caso de su fallecimiento la pensión debe ser distribuida entre su actual compañera y su hija discapacitada. En Colpensiones entregan un formulario para tal fin.

Absuelta ya la consulta formulada, vale la pena ambientar y complementar  el tema con las siguientes anotaciones:

Es importante saber que para efectos de la sustitución de la pensión en favor de los hijos en situación de discapacidad, poco o nada importa la edad de éstos, siempre y cuando la “invalidez” les haya sobrevenido durante la gestación, al momento del nacimiento o después de éste, pero en todo caso en vida del causante de la pensión o antes de que aquellos  alcancen la mayoría de edad o cumplan los 25 años en caso de estar estudiando. Así, por ejemplo, si muere un pensionado y le sobrevive un hijo sano menor de edad, y años después este último cae en situación de discapacidad, solo habrá lugar al reconocimiento de  la sustitución de la pensión en favor de éste si dicha discapacidad le sobreviene siendo menor de edad o entre los 18 y los 25 años si está estudiando. Por tanto, si la invalidez se le presenta después de los 25 años no procederá el reconocimiento de la pensión. En este caso el pago de la pensión no se suspende por el cumplimiento de la edad sino que continúa causándose.

Ahora bien, aunque algunos pueden creer que la hipótesis que se viene de plantear no armoniza con lo adoctrinado por la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia, quien tiene establecido que para que proceda la sustitución pensional en favor del hijo inválido “la invalidez debe presentarse o estar estructurada al momento del fallecimiento del pensionado, no siendo válido entonces para acceder a la prestación en calidad de sustituto que la alegada invalidez se presente posteriormente al deceso”, la siguiente situación fáctica le da fundamento a nuestra posición: muere el pensionado y deja un hijo sano menor de edad. Antes de cumplir los 18 años el joven cae en situación de discapacidad. ¿Podría decirse fundadamente que éste no tiene derecho a continuar con la pensión por cuanto su discapacidad se estructuró después del deceso de su padre? Nosotros creemos que no existe razón suficiente para sostener esa afirmación.

Para mejor ilustración del tema veamos algunas otras situaciones que pueden darse:

  1. Muere el pensionado y deja un hijo menor de edad en situación de discapacidad debidamente diagnosticada y calificada con el puntaje requerido: habrá lugar a la pensión desde el momento del fallecimiento del causante y de ahí en adelante en forma vitalicia o hasta cuando desaparezca la discapacidad. Una vez cumplida la mayoría de edad el discapacitado deberá acreditar que no tiene otros ingresos económicos que le permitan subsistir.
  2. Fallece el pensionado y deja un hijo mayor de edad en situación de discapacidad. Este prueba que al momento de la muerte de su padre dependía económicamente de él por ausencia de recursos Procede el reconocimiento de la pensión de sobrevivientes para el hijo, desde el momento del fallecimiento de su padre y de ahí en adelante en forma vitalicia o hasta cuando desparezca la discapacidad. Debe acreditar carencia de recursos propios.
  3. Fallece el pensionado y deja un hijo mayor de edad en situación de discapacidad pero que no dependía de su padre. No hay lugar a la pensión de sobrevivientes en favor de éste.
  4. Fallece un pensionado y le sobreviven la viuda y un hijo sano mayor de edad. Luego, éste queda en situación de discapacidad y pasa a depender, junto con su madre, de la pensión de sobrevivientes que dejó su padre. Después muere la madre y el hijo queda desprotegido: no hay lug

Como puede haber otros casos, invito a los lectores a que los planteen.

Conozca nuestra Guía Laboral 2018

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.