Entidades del sistema de seguridad social en salud frente al impuesto de industria y comercio

El artículo 39 de ley 14 de 1983 consagra la prohibición de gravar con el impuesto de industria y comercio a los hospitales adscritos o vinculados al sistema nacional de salud; restricción legal que ha suscitado diversos pronunciamientos del Consejo de Estado, en relación a las entidades cobijadas por el no sometimiento al tributo territorial, y en cuanto a los ingresos beneficiados con la no sujeción al gravamen.

Al respecto, y conforme a la reiterada jurisprudencia de la alta Corte, ha de entenderse que el alcance de la expresión “Sistema Nacional de Salud“ (contenida en el citado artículo 39), debe entenderse en el contexto de las modificaciones hechas por la ley 100 de 1993.

Lo anterior, toda vez que “según el artículo 155 de la Ley 100 de 1993, forman parte del Sistema de Seguridad Social en Salud, entre otras entidades, las Entidades Promotoras de Salud, en calidad de organismos de administración. 

En ese orden, de acuerdo con las anteriores normas, cuando el literal d) del No. 2 del artículo 39 de la Ley 14 de 1983 dispone que no están sujetos al impuesto de industria y comercio “(…) los servicios prestados por los hospitales adscritos o vinculados al sistema nacional de salud”, debe entenderse que, en la actualidad, se refiere al servicio público de salud cuya prestación debe garantizar el Estado a través de las instituciones que conforman el Sistema de Seguridad Social Integral en salud, esto es, las empresas promotoras de salud y de las instituciones prestadoras de servicios de salud, en ambos casos, de naturaleza pública, privada o mixta”.  Sentencia 19125 de agosto de 2014.

Así las cosas, sería de entender que en este hoy (y por efecto de la evolución normativa) la aludida expresión “hospitales adscritos o vinculados al sistema nacional de salud”, hace referencia a todas la entidades conformantes del sistema de seguridad en salud.

Precisado lo anterior, es debido clarificar cuáles de los ingresos percibidos por la referidas entidades se encuentran excluidos del tributo, y cuáles de ellos podrán ser objeto de dicho gravamen.

Para el efecto, se hace oportuno traer a colación lo expuesto por el Consejo de Estado en su Sentencia 19039 de septiembre de 2014, en cuanto a que:

“En ese sentido, los recursos que perciban las clínicas y hospitales adscritos o vinculados al Sistema General de Seguridad Social en Salud, no son susceptibles de ser gravados con el impuesto de industria y comercio, en virtud de lo previsto en el artículo 39 de la Ley 14 de 1983; no obstante, están sujetos al gravamen los provenientes de actividades industriales y comerciales, que no sean propias de las

entidades hospitalarias, de conformidad con el artículo 119 de la Ley 50 de 1984.

Por el contrario, las actividades relacionadas con la salud humana están gravadas cuando son prestadas por entidades que no hacen parte del Sistema General de Seguridad Social en Salud.

En ese entendido, los ingresos que perciban estas empresas con cargo a los recursos del sistema no están gravados; sin embargo, los que reciban por actividades no vinculadas al mismo, se someten al impuesto de industria y comercio”.  (Resaltado por fuera del texto) (En complemento, es de sugerir el estudio de la Sentencia 19357 de mayo de 2015)

Finalmente, y a manera de síntesis, bien pudiera anotarse que:

  • Para el entendimiento de “hospitales adscritos o vinculados al sistema nacional de salud”, no se debe recurrir a la literalidad sino acudir al contexto de lo consagrado en el artículo 155 de la ley 100 de 1993.
  • El no sometimiento de las entidades del sistema de seguridad social en salud, al impuesto de industria y comercio, no es absoluto; pues, sólo se encuentra referida a los ingresos propios del sistema, siendo gravados – en consecuencia – los ingresos por actividades industriales, comerciales y de servicios no vinculadas a dicho sistema.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.