¿Es el ahorro malo para la economía?

Existen opiniones encontradas respecto a las bondades de ahorrar; algunos consideran que es bueno y otros que es malo para la economía.

La paradoja del ahorro o paradoja de la frugalidad, nos dice que entre más ahorro menos consumo y por supuesto menos demanda, lo que al final termina afectando la economía, pues el ingreso o renta total de la población se verá disminuido debido a la pérdida de dinamismo del sistema ante la tendencia de la sociedad en su conjunto a gastar menos, y recordemos que el gasto de A es el ingreso de B.

Y esto es lo que precisamente sucede en tiempos de crisis, donde las familias gastan menos y ahorran más como una medida de previsión para el futuro, lo que acentúa la crisis el contraer más el consumo, y bien sabemos que el sistema económico actual se basa en el consumo.

Los que consideran que el ahorro puede ser malo, afirman que si todo el mundo ahorra y nadie gasta, la economía incluso hipotéticamente se podría paralizar, pues no habrá consumo y el sistema productivo se paralizaría ya  que no tendría clientes que absorbieran su producción.

Desde ese punto de vista, se podría considerar que el ahorro al impedir el consumo, si afecta a la economía actual ya que esta depende de lo que la sociedad consuma. Si el ingreso de B depende del gasto de A, al no haber consumo por parte de A debido a que decidió ahorrar, B se quedará sin ingresos y el sistema se habrá paralizado o incluso colapsado.

Pero olvidamos que el ahorro permite algo también necesario en el sistema económico actual: la inversión.

El dinero que las familias ahorran, es el dinero que empresarios e inversionistas utilizan para financiar sus proyectos productivos, proyectos productivos que generan ingresos y ofrecen la posibilidad de que la gente que participa en ellos se incorpore  al sistema  obteniendo ingresos y con ello capacidad de consumo, lo que nos lleva a concluir que el ahorro en este caso es muy positivo y necesario.

El ahorro sería malo  bajo una hipótesis en que ese ahorro fuera retirado del sistema, que fuera sacado de circulación, que es lo que sucede cuando alguien no ahorra su dinero en una entidad financiera o en una inversión, sino que la guarda debajo del colchón.

Si toda la sociedad decidiera meter sus ahorros debajo de la cama, sí habría un gran efecto negativo en la economía, puesto que el capital como elemento dinamizador principal desaparecería, e impediría que los demás componentes de la sociedad hicieran su trabajo, y desde este supuesto el ahorro sería malo para la economía.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.