Es mejor cobrar intereses en los préstamos a socios

Por

Cuando hay préstamos de dinero entre la sociedad y los socios, lo más recomendable es pactar y cobrar los intereses del caso.

La razón es que la ley tributaria establece unos intereses presuntivos por préstamos a socios, de suerte que si no se pactan intereses por los préstamos en dinero, de todas formas habrá que calcular y declarar un interés mínimo presunto, y desde luego habrá que tributar sobre él.

La ventaja que conlleva el cobro de intereses por préstamos en dinero entre sociedad y socios, es que lo pagado por concepto de intereses será deducible para el socio atendiendo los límites legales existentes para la deducción de dichos intereses, límites contenidos en el artículo 117 del estatuto tributario.

Supongamos que un empresa le presta dinero a un socio y no le cobra intereses. En ese caso, la empresa tendrá que declarar unos ingresos financieros por concepto  intereses presuntos y tributar sobre ellos, pero la el socio no podrá deducir nada.

En cambio, si la empresa le cobra intereses a la socio por el préstamo, la empresa declarará el interés real y el socio podrá deducir el interés pagado, evitando que el estado se beneficie más de lo debido.

Los intereses que se cobren por estos préstamos en dinero, tienen que ser iguales  o superiores al interés mínimo presunto para cada año, pues si son inferiores, habrá que calcular el interés presunto faltante entre el interés real y el presunto, puesto que habrá que declarar un valor mínimo por este concepto.

Recordemos que el interés presunto se causa ya sea que la sociedad le preste dinero al socio o que el socio le preste dinero a la sociedad.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Williams Narváez Dice:

    Excelentes comentarios y muy acertados sobre la interpretación de la norma. Gracias y felicitaciones.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.