¿Es necesario que el representante legal esté presente cando la Dian inspecciona los libros de contabilidad?

La lectura el artículo 133 del decreto 2649 de 1993 hace pensar que cuando la Dian inspeccione los libros de contabilidad, debe hacerlo en presencia del representante legal o del dueño de los libros, pero tal parece que no es así, o por lo menos, no siempre.

Veamos lo que dice el mencionado artículo:

Exhibición de libros. Salvo lo dispuesto en otras normas, el examen de los libros se debe practicar en las oficinas o establecimientos del domicilio principal del ente económico, en presencia de su propietario o de la persona que este hubiere designado expresamente para el efecto.

(….)

Al respecto, el Consejo de estado en sentencia del 27 de abril de 2001, expediente 11639 ha dicho:

Finalmente, en lo atinente a la supuesta irregularidad y la violación del artículo 133 del Decreto 2649 de 1993, que exige que la visita de libros sea atendida por el propietario de los libros (Representante Legal) o por una persona especialmente designada para el efecto, cabe precisar:

En el auto que dispuso la exhibición le fue concedido a la sociedad un término de ocho (8) días hábiles conforme al artículo segundo (2) del Decreto 1354 de 1987 para que efectuara la exhibición de los libros de contabilidad. De manera que enterada de la diligencia la sociedad y de la exigencia que la Administración hacía de sus libros, es evidente que la actora debía disponer lo conducente para su exhibición, tomando las medidas previas para el efecto, debiendo entenderse que no era necesaria la presencia del Representante Legal, siempre y cuando dejara a disposición la contabilidad.

Resulta inadmisible alegar "que la Revisora se encontraba fortuitamente en el lugar" y la falta de autorización escrita, esto es, su propia culpa y pretender una supuesta invalidez de la diligencia e ilegalidad en la actuación administrativa por el hecho de haber exhibido los libros la Revisora Fiscal de la compañía.

En conclusión no es alegable la ineficacia de un acto por la mera suposición o sospecha de su irregularidad, pues no solamente debe probarse ésta, sino la medida en que la misma fue violatoria del debido proceso y del derecho de defensa o que hubiera impedido que la actuación cumpliera su finalidad.

Así la cosas, cuando  al contribuyente se le otorga el plazo de ley para la presentación de los libros de contabilidad, no es dable alegar el cumplimiento del artículo 133 del decreto 2649 de 1993 por las razones que claramente explica el Consejo de estado.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.