Es una falacia decir que disminuir el precio de la gasolina beneficia a los ricos y no a los pobres

Dice el gobierno que no apoya el proyecto ciudadano que busca cambiar las reglas para el cálculo del precio de la gasolina con el objetivo de bajarlo, en razón a que bajar el precio de los combustibles significa mantener o incrementar un subsidio que sería regresivo, ya que el precio de la gasolina afecta a los ricos y no a los pobres que no tienen vehículo.

El gobierno, en un acto sin precedentes de equidad y comprensión hacia los pobres, no está dispuesto a beneficiar a los ricos bajando el precio de la gasolina. Es algo novedoso, nunca antes visto en nuestro país.

Lo que no dice el gobierno, es que el alto precio de la gasolina afecta más a los pobres que a los ricos. Los ricos tienen dinero suficiente para llenar el tanque de combustible de sus vehículos al precio que esté, y aunque los pobres no tienen vehículo, el precio del combustible afecta el precio de todo lo que el pobre consume.

Un combustible caro significa parar un servicio de transporte más caro, y eso hace que los alimentos, la ropa  y cuando producto o servicio consuma un pobre, se encarezca, y todo  por el alto precio de la gasolina.

Es una falacia monumental argumentar que el precio de la gasolina se debe mantener alto para castigar a los ricos y beneficiar a los pobres, o que no se disminuye el precio de la gasolina porque ello sería beneficiar a los ricos.  El pobre es quien tiene que dejar de desayunar cuando el pasaje del bus es incrementado por cuenta de una gasolina más cara que en los países que no producen petróleo.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.