¿Es una injusticia que algunos saldos a favor de Iva no puedan ser recuperados por el contribuyente?

¿Es una injusticia que algunos saldos a favor en Iva no puedan ser solicitados en devolución y por tanto no puedan ser recuperados por el contribuyente o responsable?

El artículo 850 del estatuto tributario contempla que sólo se pueden devolver a los contribuyentes los saldos a favor en Iva originados en la venta de productos exentos y en los contribuyentes que han sido sometidos a retención en la fuente a título de Iva:

(…) Cuando se trate de responsables del impuesto sobre las ventas, la devolución de saldos originados en la declaración del impuesto sobre las ventas, solo podrá ser solicitada por aquellos responsables de los bienes y servicios de que trata el artículo 481, por los productores de los bienes exentos a que se refiere el artículo 477 y por aquellos que hayan sido objeto de retención.

Debido a ello, es probable que algunos contribuyentes con saldos a favor en Iva,  no lo puedan solicitar en devolución o compensación, es decir que será imposible recuperar ese saldo a favor. Estos contribuyentes lo único que pueden hacer es imputar el saldo a favor en la siguiente declaración, proceso que repetirán indefinidamente sin la expectativa de que en algún momento puedan solicitar la devolución del saldo a favor que se vuelve  creciente en algunos casos.

De esta forma, llegado el momento en que el contribuyente decida liquidar su negocio, se encontrará con que ya no puede  imputar su saldo a favor en una siguiente declaración puesto que no habrá una siguiente declaración,  pero tampoco podrá solicitar que se le devuelva ese dinero, de modo que tendrá que darlo por perdido.

Esto ha llevado que muchos lo consideren injusto, peor que revisado detenidamente el asunto tal vez no sea así, por lo menos en algunos casos excepcionales.

El saldo a favor se genera cuando el Iva cobrado es superior al Iva pagado. Por ejemplo, el contribuyente compra materias primas por $120 y con ellas hace un producto que vende en $100; allí tenemos un saldo a favor de $20 que  no será recuperable si el responsable no está dentro de quienes pueden solicitar devoluciones o compensaciones según los artículos 815 y 850 del estatuto tributario.

Si al liquidar el negocio el responsable generó menos impuesto del que pagó, posiblemente se deba a un problema de ineficiencia, pues compró más de lo que vendió, gastó más de lo que generó, lo cual debería ser asumido por el contribuyente que no supo gestionar correctamente su negocio y/o su carga tributaria.

Distinto es cuando el saldo a favor es generado por diferencias en bases gravables y tarifas de materias primas, algo que eventualmente podría suceder, caso en el cual no sería justo que el contribuyente perdiera el saldo a favor, pero ello es la excepción de la regla.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.