Esta crisis comenzó con el capital financiero no por la escasa productividad de los trabajadores

La crisis económica y financiera que agobia actualmente a casi todos los países incluyendo a muchos pertenecientes a la unión europea, comenzó en el capital financiero y no en la escasa productividad de los trabajadores como se nos ha querido hacer creer.

Las medidas que banqueros  y políticos tratan de implementar para “solucionar” la actual crisis, apuntan a que la responsabilidad de la crisis es de los trabajadores y por ello  implementan políticas para bajar sueldos, incrementar horas de trabajo, disminuir pensiones y demás beneficios sociales, y ni una solo medida que apunte a los verdaderos culpables.

Es debido a ese “diagnóstico equivocado” que no ha sido posible salir de la crisis, pues se está atacando lo que no originó la crisis, ni la mantiene, por tanto, la crisis se mantendrá. Es como cuando el médico ante un dolor en el pie derecho le echa la culpa al pie izquierdo; por más que ataque ese pie izquierdo el pie derecho no dejará de doler.

Pero ese diagnóstico y tratamiento equivocado no es casual, ni por equivocación, ni mucho menos por desconocimiento. Es deliberado y minuciosamente planeado.

Es evidente que aplicar esta receta equivocada ha beneficiado a muchos. Gracias a la crisis las multinacionales han conseguido pagar menos a sus empleados y con ello ganar más. Gracias a la crisis los bancos han conseguido cobrar más intereses y ganar más. Gracias a la crisis las pequeñas empresas han quebrado y las grandes han tomado el control. Gracias a la crisis los estados han tenido que vender sus propiedades y negocios a la empresa privada. Salta a la vista que ese tratamiento equivocado  a la crisis ha dejado un gran beneficio a unos pocos.

No en vano a nivel mundial se especula y se rumora que a los grandes capitales y políticos les interesa mantener la situación de crisis. Los primeros ganarán más y los segundos tendrán un mejor control sobre los ciudadanos empobrecidos, aunque ello no haya sido suficiente para que millones de persona protesten a nivel global, pues muchos ya se han enterado que todo esto no es más que un juego perverso en beneficio de unos pocos.

Pero a pesar de todo, políticos y medios de comunicación insisten en hacer creer que todo se debe a la poca productividad de  los trabajadores y que la solución de la crisis no llegará si los trabajadores no se aprietan el cinturón, y mientras tanto siguen aplicando más recortes a los salarios, seguridad social, educación y cuanto beneficio social se conquistó en el pasado, y en la contraparte, los balances económicos de las multinacionales no hacen sino crecer.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.