¿Está obligado el trabajador a laborar horas extras?

Todos tenemos claro que cuando se habla de trabajo en tiempo suplementario o de horas extras se está haciendo referencia al trabajo que realiza el trabajador después de haber agotado la jornada ordinaria y, en todo caso, la jornada máxima legal.

Consulte: Trabajo extra o suplementario.

El trabajo en tiempo suplementario o jornada extraordinaria es excepcional, pues sólo es permitida en tres situaciones:

  1. En los casos en que el Ministerio del Trabajo autoriza dicha extensión de la jornada de trabajo, pero bajo la condición de que la misma no exceda de 12 horas extras a la semana. (Art. 1º del Decreto 13 de 1967)
  2. Por razón de fuerza mayor, caso fortuito, de amenazar u ocurrir algún accidente, o cuando sean indispensables trabajos de urgencia que deban efectuarse en las máquinas o en la dotación de la empresa, pero únicamente se permite el trabajo en la medida necesaria para evitar que la marcha normal del establecimiento sufra perturbaciones graves. (Art. 163 del C. S. del T.)
  3. En aquellas labores que por razón de su misma naturaleza necesitan ser atendidas sin solución de continuidad, por turnos sucesivos de trabajadores, pero en tales casos las horas de trabajo no pueden exceder de 56 por semana. (Art. 166 C. S. de T.)

Hecha la acotación anterior, corresponde ahora responder la pregunta que le sirve de título a esta columna: ¿Está obligado el trabajador a laborar horas extras?

Para conocer la respuesta le cedemos la palabra al ilustre tratadista y profesor de derecho laboral Guillermo Guerrero Figueroa, quien en su obra Manual del Derecho del Trabajo, (Octava edición- Editorial Leyer – 2015) dice al respecto lo siguiente:

En el primer caso, o sea, cuando media autorización del Ministerio de Trabajo, «el trabajador no está obligado a prestar el servicio. Decir lo contrario es reconocer la ineficacia de todas las normas protectoras del trabajador y es regresar al régimen de explotación de la Edad Media; consideramos que es despido injusto el ocasionado por la renuencia del trabajador a laborar horas extras en el caso mencionado. 

En el segundo y tercer casos es de simple lógica la obligatoriedad del trabajo extraordinario; el trabajador está obligado a velar por el bienestar de la empresa, cuidar el capital por ser fuente de producción. Esta exigencia tiene una finalidad social. Nuestro Estatuto lo contempla en el artículo 58, numeral 6º, cuando incluye entre las obligaciones especiales del trabajador, la de “prestar la colaboración posible en casos de siniestro o de riesgo inminente que afecten o amenacen las personas o las cosas de la empresa o establecimiento.»

Queda claro entonces que el trabajador puede rehusarse válidamente a trabajar horas extras, salvo en las situaciones relacionadas en los puntos 2 y 3.

Adquiera la Guía Laboral 2017 con el 40% de descuento.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

12 Opiniones
  1. GERARDO SANCHEZ dice:

    CONSIDERO QUE LOS DIFERENTES TEMAS QUE PUBLICAN POR ESTE MEDIO, SON DE GRAN UTILIDAD PORQUE PERMITE MANTENERNOS ACTUALIZADO PERMANENTEMENTE Y NOS PERMITE ABSOLVER MUCHAS DUDAS

    • Andrés dice:

      Siempre he detestado las personas que corrigen a los demás. Generalmente no lo hago, pero creo que es necesario aquí aclarar que usó la palabra “ABSOLVER”, por la palabra “resolver”. Quiero pensar que la corrección la hizo el propio teclado, como a muchos nos sucede.

      • Alonso Riobó Rubio dice:

        En derecho la palabra absolver tiene varios significados:

        a) Dejar libre de cargos a una persona natural o jurídica. El Juez absolvió a la empresa – El juez absolvió al acusado.

        b) Responder o contestar: Ejemplo: Solicito que se cite al demandado para que absuelva interrogatorio de parte. Se le pide al declarante que absuelva la pregunta que se le ha hecho.

        Considero que la utilización que ha hecho Gerardo de la palabra “absolver” no es desacertada.

  2. Andrés dice:

    Respecto a la columna, creo que hoy en día al ABSOLVER los cargos a los trabajadores, podemos decir que en el segundo y tercer caso, a que hace referencia el autor, se pueden resolver indicando que ese un problema del empleador, es su capital y él debe resolverlo y debió preverlo, y aunque no se pueda preveer, de él es su responsabilidad por haber creado una empresa. Y listo, ahí tiene resuelto los 3 puntos de manera simple. :/

  3. wilder dice:

    Es hoy muy comun que las empresas abusen de los trabajadores obligandolos hacer horas extras o si no los despiden,gracias a gerencie por mantenernos actualizados y conocer de nuestros derechos laborales,y a si poder recurrir al ministerio de trabajo.

  4. JUAN RUA MARTINEZ dice:

    Es muy cierto lo que dice Wilder. Eso más que todo se ve con mucha frecuencia en las empresas medianas y pequeñas en donde el trabajador habitualmente se ve forzado a trabajar hasta 12 y 14 horas diarias. Algunas empresas pagan algo de esas horas extras ya sea con una “bonificación” ya sea pagando parte de esas horas. Pero lo mas triste de todo esto es que una gran parte no le paga al trabajador ni un solo peso por ese tiempo extra.

  5. Heidy Magdalena Vara Centeno dice:

    Ello ocurre en todo el mundo en el Perú sucede lo mismo, por ello a veces por necesidad de trabajar se someten a lo que digan las empresas a sus trabajadores, esto ocurre en las agro exportadoras donde uno tiene que alcanzar la unidad vehicular para que te lleven a la fabrica a la 5 de la mañana y regresas a tu casa después de las 8 de la noche, demasiada explotación. porque son lugares fuera de la ciudad. y si no realizas bien el trabajo te quieren votar encima quieren que trabajes bien, muchas personas tienen niños pequeños en edad escolar a que horas puede atenderlos.

  6. Alonso Riobó Rubio dice:

    En todos los países ocurre lo mismo. El capitalismo no tiene patria ni fronteras.

    Saludos,

  7. JUAN RUA MARTINEZ dice:

    Mientras tanto acá en Colombia podemos decir: “mal de otros, consuelo de tontos”.

  8. Alonso Riobó Rubio dice:

    No sé si entiendo su ironía doctor Rua, pero el asunto no es que nos resignemos, se trata de que procuremos que las cosas cambien. Pienso que nuestra labor contribuye de alguna manera a que se logre la justicia en las relaciones del trabajo. Bolívar dijo alguna vez que “A los colombianos nos han dominado más por la ignorancia que por la fuerza”.

    Saludos,

  9. wilder dice:

    Que tristeza,falta poco para que en colombia nos pongan a trabajar por la comida, por que con esos sueldos de hambre.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.