Estado golpea genéricos pero exige a los médicos que sólo formulen genéricos

Históricamente el estado no ha incentivado los medicamentos genéricos, y por el contrario los ha golpeado considerablemente, y ahora, paradójicamente, el ministro de la protección social dicho que pedirá (léase exigirá) a los médicos que sólo formulen medicamentos genéricos.

No es que los medicamentos genéricos sean malos. El asunto es que el gobierno, por presiones de las multinacionales, o de los gobiernos de los países industrializados, ha implementado una serie de políticas que favorecen a los grandes marcas farmacéuticas y por supuesto perjudica a los productores de medicamentos genéricos,  llegando incluso a prohibir a estas empresa producir ciertos medicamentos. Conocido es el caso que en el TLC pendiente de aprobación, las patentes se extienden hasta 25 años. Muchos años para tener la versión genérica de un medicamento a bajo costo accesible al 90% de la población colombiana.

Ahora, resulta que para el gobierno los medicamentos genéricos son muy buenos, pero por supuesto, para sus finanzas, para las finanzas de las empresas privadas prestadoras de salud.

El problema es que debido a las restricciones que el gobierno ha impuesto a los medicamentos genéricos en beneficio de las grandes casas farmacéuticos, habrá medicamentos que no se podrán conseguir en la versión genérica, y es allí donde el paciente sufrirá las consecuencias de una política estatal incoherente, que busca favorecer intereses foráneos y propios, pero no los intereses de la sociedad en general, de los pacientes.

Tal vez ahora, que para el gobierno los medicamentos genéricos son muy buenos, intente revertir sus políticas frente a la producción de medicamentos genéricos y no afecte más la salud de los colombianos.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. LUIS JESUS DUARTE OVIEDO dice:

    Agradecería que esta pagina le dedicara un espacio para discernir sobre una de las estafas entre otras mas grandes del estado colombiano como es el pago del SOAT, en Colombia un papel que no pasa de ser un instrumento solo para recaudar fondos para el estado y lo mas aberrante que cada año va en aumento hasta donde puede ser posible cuyos costos hoy día llegan a mas del 50% del costo de una moto como puede ser posible que nadie se pronuncie sobre esta irregularidad en donde los únicos que se benefician con este tributo obligatorio es la de llenar los bolsillos de estos sinvergüenzas y a las aseguradoras no les exigen que analicen al menos unos precios mas asequibles o rebajas a menos del 50%, porque ni siquiera aguanta una rebaja del 40% por el aumento tan desmesurado al que ha llegado en los últimos años ademas su vigencia debería ser de (2) años y que se inviertan estos recursos en la creación de buenas clínicas de traumatotologia para tender sobre todo aquellos casos de accidentes de transito en que nadie se quiere hacer cargo de estos pacientes por lo complicado del caso y como siempre tenemos que pagar de nuestro propio pecunio y si tenemos que pagarlo por obligación por eso se llama seguro obligatorio porque es uno de los tantos grilletes que tenemos el pueblo para seguir tributando bajo este engaño para mantener a estos vagos del estado ademas los gastos que estos accidentes generan los rubros asegurados están muy por debajo de cualquier pleito jurídico o de un gasto funerario sera que con los actuales valores asegurados podemos al menos cremar un muerto o con estos valores se pueden atender casos de alto costo o una demanda en donde dichas demandas a veces superan los 1.000.000.000 millones de pesos y hasta mas de ninguna manera aguantamos mas esta clase de abuso ojala se le de un buen espacio a este tema que de la noche a la mañana nos despertamos de este somnolencia en que nos han mantenido por muchos años porque ya no soportamos esta corrupción por parte del estado.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.