¿Estamos condenados?

Por   10/05/2011

Entre la corrupción, politiquería, desvergüenza, inhumanidad, ineficiencia, los políticos y empresarios se mueven con elegante facilidad, mas no así el común de los mortales que deben sufrir las consecuencias de todo ese desparpajo, y muchos se preguntan que si debido a eso nuestra sociedad está condenada.

Para averiguarlo, qué mejor que un texto extraído de la novela de 1950 titulada “La Rebelión del Atlas”, escrita por Ayn Rand (Alissa Zinovievna Rosenbaum):

“Cuando advierta que para producir necesita obtener autorización de quienes no producen nada; cuando compruebe que el dinero fluye hacia quienes trafican no bienes, sino favores; cuando perciba que muchos se hacen ricos por el soborno y por influencias más que por el trabajo, y que las leyes no lo protegen contra ellos sino, por el contrario, son ellos los que están protegidos contra usted; cuando repare que la corrupción es recompensada y la honradez se convierte en un autosacrificio, entonces podrá afirmar, sin temor a equivocarse, que su sociedad está condenada.”

No hace falta hacer más comentarios, el texto es más que claro y realista. Habla por sí sólo.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.