Excepciones frente a la acción cambiaria

Por

En editoriales previos, hemos visto como la única pretensión perseguida con el ejercicio a través de un proceso ejecutivo de la acción cambiaria, bien sea directa o de regreso, no es otra que  buscar el pago forzado de obligaciones dinerarias contenidas en un titulo valor a cargo de los girados, endosantes, avalistas, o en algunos casos del girador, de acuerdo con las reglas contenidas en los Artículos 782 y 783 del C. de Co., con lo que,  una vez notificado el demandado del Mandamiento de Pago, a partir del día siguiente, tendrá 10 días hábiles para oponerse a la demanda mediante la proposición de Excepciones.

En esta oportunidad, abordaremos el tema de las EXCEPCIONES que el demandado podrá ejercitar como oposición a la Acción Cambiaria; comenzando, siempre llama la atención el termino “excepciones” en el entendido común de exclusión, de algo fuera de lo común, o que no se adecua a una regla; al caso, en un contexto general,  aplica en cuanto que referencia todo aquello que nos exceptuaría de pagar, al menos en la forma como fue solicitado, y ya en un contexto especial, constituyen aquellas manifestaciones del demandado que en ejercicio del derecho de contradicción y defensa, arremeten contra los fundamentos que el demandante invoca para ejercer la acción cambiaria, negándolos o esbozándolos de forma diferente a fin de exonerar, modificar, o aplazar los efectos del Mandamiento de Pago.

Descendiendo en el punto de este editorial y adentrándonos en el tema, solamente se podrán proponer como excepciones a la Acción Cambiaria, las estrictamente consagradas en el Artículo 784 del C. de Co., que trataremos de exponer de la forma más sencilla, amable, academica y entendible posible, desde la exposición de hipotéticos escenarios simples con un solo demandado, siempre, como ha sido nuestra inspiración, de no constituirnos en fuente de derecho, sino en luz para todos nuestros visitantes. Así las cosas, literalmente se reglamenta:

Contra la acción cambiaria sólo podrán oponerse las siguientes excepciones:

  1. Las que se funden en el hecho de no haber sido el demandado quien suscribió el título;
  2. La incapacidad del demandado al suscribir el título;
  3. Las de falta de representación o de poder bastante de quien haya suscrito el título a nombre del demandado;
  4. Las fundadas en la omisión de los requisitos que el título deba contener y que la ley no supla expresamente; [hoy, solo es posible  mediante reposición al mandamiento de pago]
  5. La alteración del texto del título, sin perjuicio de lo dispuesto respecto de los signatarios posteriores a la alteración;
  6. Las relativas a la no negociabilidad del título;
  7. Las que se funden en quitas o en pago total o parcial, siempre que consten el título;
  8. Las que se funden en la consignación del importe del título conforme a la ley o en el depósito del mismo importe hecho en los términos de este Título;
  9. Las que se funden en la cancelación judicial del título o en orden judicial de suspender su pago, proferida como se prevé en este Título;
  10. Las de prescripción o caducidad, y las que se basen en la falta de requisitos necesarios para el ejercicio de la acción;
  11. Las que se deriven de la falta de entrega del título o de la entrega sin intención de hacerlo negociable, contra quien no sea tenedor de buena fe;
  12. Las derivadas del negocio jurídico que dio origen a la creación o transferencia del título, contra el demandante que haya sido parte en el respectivo negocio o contra cualquier otro demandante que no sea tenedor de buena fe exenta de culpa, y
  13. Las demás personales que pudiere oponer el demandado contra el actor.”

La alteración del texto del título, sin perjuicio de lo dispuesto respecto de los signatarios posteriores a la alteración. Excepción Quinta del Artículo 784 del C. de Co.

Juan Gómez ejerce la acción cambiaria contra Pedro López presentando como titulo, letra de cambio por $ 5´000.000,oo con vencimiento 25-09-2010; Pedro al momento de notificarse del Mandamiento de Pago el  30-AGT-2013, al revisarla, recuerda que el vencimiento impuesto por él, a la letra era 25-07-2010, y no el que ahora aparece en la letra de 25-09-2010

Recordando editoriales { Prescripción de la acción cobro de una letra de cambio}, y  para contextualizarnos, traemos a referencia que el fenómeno de prescripción de la acción cambiaria, entendido como la perdida del derecho a cobrar el importe del titulo por el transcurso del tiempo a consecuencia de la negligencia del acreedor en ejercerla oportunamente, es de tres años a partir de la fecha de vencimiento del titulo, esto es, de su fecha de exigibilidad, con la salvedad que en razón de lo general y simple de esta exposición,  los aspectos atinentes a la interrupción del termino de prescripción por notificación del Mandamiento de Pago dentro del año siguiente a su notificación al demandante, lo veremos en un editorial especifico a este efecto.

Aplicado a nuestro ejemplo, de acuerdo con el Mandamiento de Pago, la letra de cambio vencía el 25-09-2010 y Pedro López, se notifica el 30-08-2013, de tal forma, que por un mes, no sería la letra objeto del proceso, cobijada con la declaratoria de prescripción en su favor.

Ahora bien, de acuerdo con lo advertido por Pedro López al momento de notificarse de la Orden de Pago, la fecha impuesta por él como  de vencimiento de la letra era 25-07-2010 y no 25-09-2010, con lo que, para el 30-08-2013, ya habría transcurrido el termino de tres años y por ende, la letra sería cobijada con la declaratoria de prescripción en su favor.

Al respecto es de precisarse que las practicas fraudulentas en la alteración de los títulos valores, se  presentan por modificación e inclusión de fechas y cantidades; la primera en el efecto que revisamos en el ejemplo acotado, en tanto que la segunda, cuando se firman títulos valores sin fecha de vencimiento  termina colocándosele cualquiera acorde a los intereses del demandante.

Es de precisarse que la forma de proponer esta excepción de “Alteración del texto del titulo”, debe encararse desde la perspectiva de la falsedad ideológica del documento [diferencia entre la idea de lo originalmente pactado, y la idea de lo ahora presentado] con las pruebas tendientes pericialmente a determinarlo por muy evidente que parezca, y no desde la tacha de falsedad, o falsedad material, [que se ejercita únicamente respecto de haber sido imitada la firma del deudor], asi como que frente al cariz de las consecuencias propias de la misma, deberá acompañarse de una excepción desencadenante, que en el caso del ejemplo sería la de prescripción de la acción cambiaria, porque de no hacerse asi, se corre el riesgo que no obstante establecida la alteración de la fecha, se estaría reconociendo implícitamente la obligación quedando en consecuencia vigente no desde la fecha en que fuera demandada [25-09-2010], sino en que es aceptada [25-07-2010], y así se podría proferir la sentencia del caso, bajo el principio de el procedimiento debe ser instrumento de efectivización de los derechos materiales y no de su desconocimiento formal.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.