Facturas de diferentes establecimientos o sucursales se deben diferenciar con prefijos

Si bien los prefijos no son contemplados como un requisito legal, sí se deben utilizar para diferenciar facturas de diferentes establecimientos de comercio o sucursales, cuando en estos se utiliza un mismo número para los diferentes locales o sucursales, pues un mismo contribuyente no puede emitir dos  o más facturas con un mismo número sin que utilice un mecanismo  para individualizar y diferenciar cada factura, y el mecanismo ideal llamado a cumplir con ese objetivo es el prefijo.

Algunos contribuyentes, muy creativos por cierto, se les ha ocurrido que la mejor forma de diferenciar las facturas según cada sucursal, es utilizar colores diferentes a incluso tamaños diferentes. Estos consideraron que la factura número 985 de color azul era diferente a la factura número 985 de color verde, y que  la diferencia visual cumplía el mismo papel que el prefijo, y va ser que no.

Para ilustrar el asunto nos remitimos a lo expuesto por la sentencia 15166 de la sección cuarta del Consejo de estado de agosto 23 de 2007, con ponencia del magistrado Juan Ángel Palacio:

“Precisa la Sala que la (…) para diferenciar las ventas por establecimiento debía utilizar numeración con prefijos numéricos, alfabéticos o alfanuméricos, sin exceder de cuatro letras o números, pero no diferenciar por tamaño o color, pero como la Administración no demostró la actuación fraudulenta en que incurrió la sociedad con el uso de las facturas de diferente tamaño, esta irregularidad debió ser objeto de Sanción por expedir facturas sin los requisitos, conforme al artículo 652 del Estatuto Tributario. En este orden de ideas, para la Sala es claro que la Administración no comprobó los supuestos de hecho en que fundamentó la sanción, y que la omisión del prefijo autorizado y el uso de facturas de diferente tamaño con la misma enumeración, si bien son irregularidades sancionables, debieron ser objeto de sanción por FACTURAR SIN LOS REQUISITOS LEGALES conforme al artículo 652 del Estatuto Tributario y no con CLAUSURA DEL ESTABLECIMIENTO, la cual como lo reconoce la jurisprudencia, está reservada para los casos que se adviertan actuaciones fraudulentas, debidamente comprobadas.”

La sección cuarta del Consejo de estado estuvo de acuerdo en este caso particular que diferenciar las facturas por colores y tamaños y no por prefijos, es un hecho sancionable, pero que la sanción que se debió aplicar era contemplada en el artículo 652 del estatuto tributario que implica una sanción económica,  y no la sanción a que se refiere el artículo 657 del estatuto tributario, que conlleva el cierre del establecimiento de comercio.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.