Filial offshore se queda con los ingresos y la matriz con los costos y gastos

Para profundizar un poco más en el uso que se da a una sociedad offshore creada en un paraíso fiscal con el fin de disminuir la carga tributaria, abordamos el modus operandi de esta estrategia.

La matriz, esa empresa que en apariencia cumple con todas las normas pero que paga mucho impuesto, decide crear una sociedad offshore en un paraíso fiscal que llamaremos su filial, por cuanto está sujeta al control de la empresa que aquí hemos llamado matriz y que está domiciliada en cualquier país que tiene una tributación alta.

Es de anotar que la matriz hace lo necesario para que no se pueda saber que ella controla la filial, y en lo posible que no exista ninguna relación demostrable entre ellas, y para eso ayuda mucho que los paraísos fiscales son poco transparentes y no comparten información con terceros países, de modo que será casi imposible que se pueda determinar quién está detrás de una sociedad offshore, y para ello es común que la matriz no haya participado en absoluto en la constitución de la misma, sino que lo haya hecho por medio de terceras personas o sociedades, o fundaciones, o fideicomisos, a menudo también offshore, por lo que resultará poco menos que que se pueda rastrear su origen.

Pues bien, una vez se ha montado toda la parafernalia, buena parte de los ingresos de una determinada actividad económica se cargan  a la filial offshore para que esta sea la que obtenga la rentabilidad, y ya sabemos que esa sociedad por estar domiciliada en un paraíso fiscal no pagará impuesto alguno por su abultada rentabilidad.

Pero a su vez, los costos y gastos asociados a la generación de los ingresos son cargados a la matriz, de manera que esta puede disminuir aún más su utilidad y con ello el pago de impuestos en su país de origen, y si fuese necesario, darán un paso más y utilizarán su filial o sus filiales porque suelen ser varias, para inventarse costos y gastos. Sí, de la nada aparecen millonarios gastos que son deducibles al momento de determinar el impuesto a pagar. Se gana por partida doble: menos ingresos y más costos, y el resultado será una pequeña utilidad o una pérdida, de manera que terminarán pagando casi nada de impuestos.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.