DIAN señala que firmeza de 3 años aplica a partir de declaraciones del año gravable 2017

Días atrás la DIAN público el concepto unificado sobre procedimiento tributario y régimen sancionatorio, 662 de 2017. En dicho concepto se dijo de forma textual:

«Por otro lado, es menester aclarar que los nuevos términos de firmeza de las declaraciones tributarias que introdujo la ley 1819 de 2016, regirán para los periodos gravables 2017 en adelante”»

Con lo cual las declaraciones presentadas en  este año correspondientes al año gravable 2016, quedarían con una firmeza general de 2 años, como lo preveía la norma anterior.

Ahora bien, es el concepto suficiente garantía de la firmeza de las declaraciones. Pues bien, el artículo 264 de la ley 223 de 1995 señala que cuando lo contribuyentes se amparen en la doctrina emitida por la DIAN, esta no podrá objetar la actuación del contribuyente.

"ARTÍCULO 264. Los contribuyentes que actúen con base en conceptos escritos de la Subdirección Jurídica de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales podrán sustentar sus actuaciones en la vía gubernativa y en la jurisdiccional con base en los mismos. Durante el tiempo en que tales conceptos se encuentren vigentes, las actuaciones tributarias realizadas a su amparo no podrán ser objetadas por las autoridades, tributarias. Cuando la Dirección de Impuestos y; Aduanas Nacionales cambie la posición asumida en un concepto previamente emitido por ella deberá publicarlo."

Hasta allí parece no tener ningún inconveniente afirmar que las declaraciones del año gravable 2016 tiene una firmeza de 2 años, por disposición del concepto de la DIAN. No obstante, múltiple jurisprudencia del consejo de estado ha señalado que la firmeza es un fenómeno jurídico asociado a temas procedimentales, y en consecuencia, al momento de presentación de la declaración es que deben observarse las normas vigentes. De allí que cuando presentamos la declaración, por ejemplo de renta, al  momento de presentación ya estaba vigente la norma que establecía una firmeza general de 3 años.

Un segundo argumento, tiene que ver con la sentencia 14699 de 2005 del Consejo de Estado, donde un  contribuyente actuando amparado en un concepto se le negó su aplicación por dos motivos,  uno el de vigencia, y dos, el de contrariar el ordenamiento fiscal. Este segundo punto es el que deseo resaltar.  Dice la sentencia:

Aunado a lo anterior, no puede perderse de vista que la Sala ha dicho que "los conceptos emitidos para la interpretación de las normas Jurídicas tributarias, deben conducir a la aplicación del derecho según las metas o fines determinados por el legislador, de suerte que cualquier interpretación que contravenga el sentida de la ley, resulta ilegitima y contraria a derecho”.

En este sentido, la actora reconoce en el recurso de apelación que la interpretación del concepto en el cual sustenta su actuación, no esta acorde con el Ordenamiento Fiscal al expresar que "aún cuando de la interpretación de las normas legales que regulan el tema se pudiera concluir que las pérdidas fiscales no son deducibles en la forma indicada en el concepto No. 47433 de mayo 20 de 1999, la primada del principio de buena fe obligaba a la DIAN quien a sabiendas de sus responsabilidades en materia de emisión de conceptos lo expidió y mantuvo vigente durante el año de 1999” Resaltado fuera de texto.

De tal forma, que el concepto en discusión no solo estaba revocado para el momento en que la sociedad realizó la actuación tributaria con la presentación de la declaración de renta, sino que su interpretación desconoció el alcance de lote artículos 147 y 351 del Estatuto Tributario, que autorizan la compensación de las pérdidas fiscales siempre y cuando exista utilidad o renta fiscal.

En este orden de ideas, los principios de buena fe y confianza legítima que reclama la' actora para que se aplique el concepto 047433 de 1999, no pueden llevar al extremo de revivirlo para la época en que la actora realizó la actuación tributaria, ni a .desconocer que su interpretación era contraria a las normas legales,”

En conclusión, tenemos un concepto favorable al contribuyente, pero que en un momento determinado puede ser puesto en discusión en vía jurisdiccional, a partir de los antecedentes jurisprudenciales tanto de la firmeza de la declaración como de la validez de los conceptos de la DIAN que contrarían la ley.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

Una opinión
  1. Gabriel. dice:

    Ya no se puede confiar en los conceptos de la Dian.
    Inseguridad Juridica.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.