Firmeza de la declaración de renta en la que se imputa un saldo a favor

En la semana anterior nos consultaron sobre la firmeza de una declaración de renta en la que se ha imputado un saldo a favor arrojado en la declaración anterior. No se precisa si la declaración como consecuencia de la imputación de dicho saldo a favor arroja un nuevo saldo a favor o no, en cualquier caso supondremos las dos situaciones.

Por regla general, según el artículo 714 del estatuto tributario, las declaraciones tributarias queden en firme dos años después del vencimiento del plazo para declarar o dos años después de su presentación si está ha sido extemporánea, exceptuando claro está, las declaraciones tributarias que se acojan al beneficio de auditoría, caso en el cual la firmeza se alcanza en un plazo inferior.

Bien, la inquietud versa sobre la firmeza de una declaración de renta en la que se imputó un saldo a favor que por supuesto viene de la declaración inmediatamente anterior.

Esta circunstancia específica no está contemplada por ningún artículo del estatuto tributario, por lo que se puede afirmar que el hecho de que se impute en saldo a favor en una declaración, no afecta la firmeza de esta en el tiempo, sea que se aplique el artículo 714 o el 689-1 del estatuto tributario [este último trata del beneficio de auditoría].

Ahora, si suponemos que la declaración por efecto de la imputación del saldo a favor presenta un nuevo saldo a favor, la firmeza de la declaración puede ser diferente dependiendo de si el contribuyente presenta o no la solicitud de devolución de dicho saldo.

Si bien el artículo 714 del estatuto tributario contempla que las declaraciones tributarias con saldo a favor quedan en firme dos años después de la fecha de solicitud de devolución, esta excepción opera sólo si el contribuyente opta por presentar la solicitud de devolución, de suerte que el sólo hecho de que la declaración arroje un saldo a favor, no hace que la firmeza de la declaración ocurra en un tiempo diferente. Si el contribuyente decide solicitar la devolución del saldo a favor, naturalmente que la firmeza de la declaración sólo ocurrirá dos años contados desde la fecha en que se presentó la solicitud de devolución.

Respecto a la declaración anterior cuyo saldo fue imputado en la siguiente, tampoco sufre ninguna modificación el tiempo de firmeza, ya que la imputación no está contemplada dentro de la excepción contenida en el artículo 714 del estatuto tributario, toda vez que esta sólo opera para la devolución o compensación, no para la imputación, de suerte que una declaración cuyo saldo a favor se imputa a la siguiente, alcanzará su firmeza dos años después del vencimiento de la fecha para declarar o dos años después de su presentación si esta fue extemporánea, es decir que se aplica la regla general del artículo 714 del estatuto tributario.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.