Flexibilidad laboral no contribuye a generar empleo

En los últimos tiempos el gobierno Colombiano ha establecido una política de flexibilidad laboral con el objetivo o argumento de mejorar las oportunidades de empleo.

¿En que consiste la flexibilización laboral?

La flexibilización laboral consiste en permitirles a los empresarios desmejorar las condiciones laborales a sus trabajadores.
¿Que se busca con la flexibilización?

Según el entender del estado, es posible generar mas empleo si con el sueldo de un empleado se contrataran dos. Lo que significa que el sueldo el segundo empleado se pagará con el sueldo que le dejen de pagar al primero. De esta forma el estado supone que las empresas pueden contratar más empleados sin incrementar el valor de su Nómina, por lo que sus utilidades e intereses no se verán afectados. Es como aplicar la filosofía cristiana de compartir con los demás lo poco que se tiene.

¿Es la flexibilización laboral una medida eficaz para generar empleo?

En primer lugar, se debe tener claridad sobre el porqué una empresa o una economía genera empleo. Para tratar de explicarlo de la forma mas elemental, recurriremos a unas premisas básicas:

1. Una empresa contrata empleados cuando los necesita para producir o comercializar bienes de consumo.
2. Una empresa decide producir o comercializar un producto cuando existe demanda por ese producto. (Vea: Ley de la oferta y la demanda)
3. La demanda de un producto se da, además por necesidad de ese producto, por que la sociedad dispone de los recursos suficientes para adquirirlos (Capacidad de compra).

Según lo anterior, si no hay demanda no habrá oferta, y si no hay oferta, las empresas no producirán un bien que no se venderá, y si la empresa no produce un bien, pues no contratará empleados puesto que no los necesita.

No se requiere de un gran esfuerzo mental ni de un análisis profundo para saber que la generación de empleo está en función de comportamiento general de la Economía, mas no de la mano de obra. De poco sirve que se provean a las empresas de obreros esclavos si lo que la empresa produce no se vende.

Es apenas obvio y lógico que una empresa no contratará empleados que no necesita. Los contratará en la medida en que los necesite, y si los necesita es por que la empresa ha crecido o necesita expandirse, y en tales circunstancias se entiende que la empresa es económica y financieramente fuerte (de lo contrario no crecería ni se expandiría), razón por la cual no hay justificación alguna para disminuir las condiciones laborales de sus empleados, puesto que la razón de la nueva contratación del personal está fundamentada en un crecimiento de la empresa, lo cual debe ser suficiente para asumir las cargas propias y normales del proceso productivo.

Hipotéticamente se puede creer que efectivamente la flexibilización laboral pueda generar empleo, puesto que si por ejemplo, una empresa tiene una planta de personal con 10 empleados cuyo costo anual es de $20.000.000, puede perfectamente incrementar su planta de personal en 2 empleados sin incrementar sus costos. Los mismos $20.000.000 deben alcanzarán para pagar los 12 empleados.

Pero ese incremento es ficticio, porque seguramente la empresa contrató esos dos empleados si necesidad, de lo contrario debió haberlos contratado asumiendo los costos inherentes al proceso productivo (ya se explicó que cuando hay necesidad de nuevos empleados, las condiciones que crearon esa necesidad permiten que la empresa asuma el costo normal de los nuevos empleados).

Pero por la experiencia vivida, ninguna empresa ha contratado personal sin necesidad sólo porque ahora resultan más baratos. Lo que sucede en este caso, es que sigue con los mismos 10 empleados, los cuales al habérsele desmejorado las condiciones laborales, resultan mas baratos, y la empresa ya no gastará en nómina $20.000.000 sino que gastará 16 o 17 millones.

La flexibilización laboral incrementa la rentabilidad, mas no genera empleo.

Como ya se expuso, la flexibilización laboral lo único que consigue es disminuir los costos de mano de obra, y por consiguiente los costos de producción, lo cual tiene como consecuencia directa el incremento de la Rentabilidad del empresario, lo que indudablemente es el resultado contrario a lo que se esperaba, puesto que lo pretendido era quitarle una porción del sueldo de los empleados para poder pagar nuevos trabajadores, pero lo que en realidad sucede es que se le quita una parte del sueldo a los empleados para dárselo al empresario.

La flexibilización es útil para mejorar la competitividad de las empresas

Siendo así las cosas, la flexibilización laboral sería útil, no para generar empleo sino para hacer las empresas más competitivas, en la medida que vía carga laboral, se pueden disminuir los costos de producción, lo que indudablemente es violatorio de los derechos de los trabajadores.

El proceso de globalización que se vive actualmente, ha hecho que muchas empresas deban ser más competitivas, lo que implica no sólo mejorar la calidad de sus productos o servicios, sino que también deben disminuir el precio de venta, y en un país en desarrollo como el nuestro, con escaso desarrollo tecnológico, su mayor ventaja competitiva son los costos de mano de obra baratos, por lo que la estructura de “competitividad” de nuestras empresas se basa fundamentalmente en la mano de obra barata.

Cuando la empresa necesita bajar costos de producción para poder permanecer en el mercado, lo primero que hacen es recortar sus cargas laborales, que implica desmejoramiento de sueldos y despido de trabajadores, y todo esto con la bendición el estado.

Con esta política, son los trabajadores los que tienen que soportar la ineficiencia y la incapacidad el empresario y del mismo estado para crear condiciones que permitan mejorar procesos y demás factores que afectan el costo de producción, y que afecta la competitividad de las empresas.

Las empresas y el estado, si quieren mejorar la competitividad deben hacer lo que han hecho los países desarrollados, que es invertir en tecnología, educación e infraestructura, pero lo que han hecho es basar su competitividad en ofrecer mano de obra barata para que los empresarios puedan seguir obteniendo la misma rentabilidad y puedan permanecer en el mercado si hacer mayores inversiones: mejorar la competitividad por vías diferentes a la mano de obra barata requiere grandes inversiones tanto de las empresas privadas como del estado, sacrificio que es innecesario cuando la competitividad se puede conseguir a costa y por cuenta de los trabajadores. Es aquí donde se aplica a la perfección lo que predica un buen economista: se debe conseguir el máximo beneficio con la mínima inversión.

Conozca nuestra Guía Laboral 2017

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.