Fondos privados de pensiones – Conozca las modalidades de pensión que ofrecen estos fondos

Mientras los afiliados al régimen de prima con prestación definida que administra Colpensiones sólo disponen de una modalidad de pensión, los afiliados a los fondos privados pueden escoger la que deseen entre las siguientes           siete opciones: a. Renta vitalicia inmediata; b. Retiro programado; c. Retiro programado con renta vitalicia diferida; d. Renta temporal variable con Renta vitalicia diferida;  e. Renta temporal variable con renta vitalicia inmediata; f. Retiro programado sin negociación de bono pensional; y g. Renta temporal cierta con renta vitalicia de diferimiento cierto.

Pero antes de comenzar queremos destacar la importancia que tiene para los afiliados de los fondos privados documentarse sobre este tema, toda vez que la mayoría de los fiascos que sufren los pensionados de estos fondos obedece a que por el desconocimiento que tienen de las características de cada una de las modalidades de pensión, terminan seleccionando la que menos les conviene.

Hecha la anterior advertencia, descendamos al tema.

Renta vitalicia inmediata.

En este tipo de pensión una compañía de seguros de vida recibe el total de lo que tiene acumulado el afiliado en su cuenta de ahorros  individual, y a cambio de ello la entidad se obliga a  pagarle mensualmente a éste una suma determinada de dinero  durante el resto de su vida. De ahí su nombre de renta vitalicia. La mesada debe ser constante y no puede ser inferior al salario mínimo y se reajusta cada año de acuerdo con la variación de la inflación o del incremento del salario mínimo.

Si fallece la persona y deja beneficiarios con derecho a pensión de sobrevivientes, la aseguradora pasa a pagarle a éstos  la respectiva pensión por el tiempo a que les corresponda de acuerdo con la ley,   si no quedan beneficiarios, el saldo de los ahorros será para la compañía.

Según opinan los expertos, la renta vitalicia es ideal para aquellas personas que se van a pensionar y que no desean correr el riesgo financiero ni de longevidad, o sea  que se le garantiza cierto nivel de ingresos para toda la vida, lo cual, según lo expresa Fasecolda, “protege el ahorro de las variaciones del mercado y de la posibilidad de vivir más allá de la capacidad de los recursos financieros que se lograron acumular durante la etapa productiva de las personas.

Es preciso tener en cuenta que quien escoja esta modalidad de pensión no podrá trasladarse después a la de retiro programado.

Vale la pena anotar que  la Administradora de Fondos de Pensiones interviene en nombre del afiliado durante los trámites de contratación ante la aseguradora.

Retiro programado

En esta forma de pensión los recursos acumulados por del trabajador en su cuenta de ahorros no van a una aseguradora de vida, como ocurre con la renta vitalicia, sino que los sigue manejando la Administradora de Fondo de Pensiones (AFP), la cual asume el pago de las mesadas pensionales.

El punto álgido de esta modalidad de pensión radica en que no se le garantiza al afiliado que el monto de la mesada pensional va a mantener su nivel, toda vez que si los rendimientos no son los esperados la pensión es susceptible de disminuir. Esto significa que la mesada pensional, año tras año, se puede ajustar por encima o por debajo de la inflación según los rendimientos que genere la AFP.

En esta clase de pensión, si muere el pensionado, los beneficiarios de ley pueden recibir la pensión de sobrevivientes. Recordemos que son beneficiarios de ley el cónyuge, el compañero o compañera permanente, los hijos menores de edad o menores de 25 años que estén estudiando; los hijos de cualquier edad que se hallen en situación de discapacidad siempre y cuando estuvieran dependiendo económicamente del finado, los padres si dependían económicamente del causante, y los hermanos inválidos (mientras conserven esa condición) en caso de que dependieran del trabajador.

En esta modalidad de pensión los aportes continúan siendo de propiedad  del pensionado, lo cual determina que si el pensionado fallece y no deja beneficiarios de la pensión, el saldo que haya acumulado podrá ser heredado por los familiares del finado hasta en 5º grado de consanguinidad.

A diferencia de lo que ocurre con la renta vitalicia en la cual el pensionado no puede migrar al sistema de retiro programado, el afiliado en retiro programado sí puede trasladarse en cualquier momento al de renta vitalicia.

Retiro programado con renta vitalicia diferida

Como su nombre lo indica, esta modalidad de pensión combina el sistema de retiro programado con el de renta vitalicia.

En el sistema de retiro programado con renta vitalicia diferida, el afiliado hace dos cosas: a) toma una parte de su ahorro y contrata con una aseguradora el pago de una renta vitalicia a partir de un momento determinado, y b) deja en su cuenta individual los recursos suficientes para que la Administradora de Fondos de Pensiones le pague una mensualidad  bajo la modalidad de retiro programado desde la fecha en que tiene derecho a la pensión hasta que la aseguradora comience a pagar la renta vitalicia.

¿Y cuándo comienza la aseguradora a pagar la renta?

“Cuando se ha disfrutado del período de retiro programado y el capital disminuye hasta el punto acordado (o al punto en el cual el capital restante alcanza para garantizar una renta vitalicia de por lo menos un salario mínimo legal vigente” En esta situación, la renta recibida no puede ser inferior a una pensión mínima.

En conclusión: cuando la persona adquiere el derecho a la pensión, empieza a recibir una mesada bajo la modalidad de retiro programado, y deja de recibir dicha mesada cuando empieza a recibir la de renta vitalicia.

Finalmente, si el afiliado muere y no deja beneficiarios de ley, los herederos del causante pueden reclamar el capital que está en retiro programado, más no el capital de la renta vitalicia, toda vez que éste le pertenece a la aseguradora.

Renta Temporal Variable con Renta Vitalicia Diferida

Como recordarán los lectores, la última modalidad de pensión que vimos en la entrega anterior fue la de Retiro programado con renta vitalicia diferida.

Pues bien, a diferencia de la anterior, en esta cuarta clase de pensión el retiro programado se denomina renta temporal, y se caracteriza porque el afiliado puede recibir ingresos más altos en una de las dos etapas, de acuerdo con sus “expectativas financieras”.

La compañía de seguros que escoja el afiliado asume el pago de la renta vitalicia, y la Administradora de Fondos de Pensiones (AFP) paga la renta temporal con cargo a los recursos acumulados en la cuenta individual del afiliado.

Vale destacar que de acuerdo con la ley, la mesada pensional que el afiliado reciba durante la vigencia de la renta vitalicia no podrá ser inferior al 70%, ni superior al 200% del monto de la mesada que percibió por concepto de renta temporal.

En caso de fallecer el pensionado, los beneficiarios de ley pueden heredar la renta vitalicia. En cambio, los recursos que el afiliado tenga en retiro programado pueden ser heredados incluso por los beneficiarios que no tengan la condición de herederos de ley.

Renta Temporal Variable con Renta Vitalicia Inmediata

En este tipo de pensión el afiliado también hace dos cosas: toma de su cuenta individual una parte de los recursos acumulados en ella y con éstos contrata una renta vitalicia, y al mismo tiempo opta por la renta temporal variable que ofrece la Administradora de Fondos de Pensiones (AFP). O sea que aquí el afiliado puede recibir al mismo tiempo la renta temporal variable y la renta vitalicia inmediata, con un ítem: que la suma de las dos mesadas no puede ser superior al 200% de lo que recibe por renta vitalicia inmediata.

En resumen: la renta vitalicia la cubre la aseguradora que el afiliado haya contratado, y la renta temporal la paga la Administradora de Fondos de Pensiones,   y los recursos son descontados de la cuenta individual del pensionado.

Al igual que ocurre en la modalidad anterior, la renta vitalicia solo puede ser heredada por los beneficiarios de ley, pero el capital que tenga el afiliado en la modalidad de renta temporal sí podrá ser heredado, aunque los reclamantes no sean beneficiarios de ley.

Retiro Programado sin Negociación de Bono Pensional

A esta modalidad de pensión se le atribuye la particularidad de buscar favorecer al afiliado permitiéndole pensionarse anticipadamente bajo el sistema de retiro programado, sin necesidad de redimir el bono pensional: De esa manera, el afiliado puede conservar el valor del bono hasta la fecha de su vencimiento, evitándose así tener que negociarlo prematuramente por un menor valor.

O sea que el modelo le trae al afiliado doble beneficio: accede a la pensión antes de la redención del bono pensional, y puede conservar el valor del bono sin negociarlo.

Ahora bien, como la redención del bono pensional es a los 60 años, se estima que esta clase de pensión puede convenirles más a las mujeres, dado que la edad mínima de pensión de éstas es a los 57 años.

Renta Temporal Cierta con Renta Vitalicia de Diferimiento Cierto

Al igual que ocurre en las últimas modalidades reseñadas, en este tipo de pensión se advierten dos etapas durante la vida pensional. La primera es por un período fijo denominado Renta temporal Cierta. La segunda fase es vitalicia, pues comprende el resto de la vida del pensionado o del último beneficiario de ley, y se llama Renta Vitalicia de Diferimiento Cierto.

En cada etapa, el afiliado puede precisar el tiempo y el valor de la mesada a recibir (tomando en cuenta para ello unos parámetros) y buscando siempre un equilibrio en el valor a recibir en cada una.

Al momento de optar por esta modalidad de pensión la persona contrata con una misma compañía de seguros de vida las dos cosas, o sea una renta cierta y una renta vitalicia.

La renta cierta otorga un beneficio económico que se incrementa cada año con el IPC durante un periodo establecido entre uno y diez años. Al finalizar el período de la renta cierta, el afiliado comienza a recibir una renta vitalicia hasta su fallecimiento.

El monto de la renta cierta debe estar entre el 70% y el 200% del monto de  la renta vitalicia.

El afiliado transfiere a la aseguradora los riesgos financieros y de extra longevidad.

Nota.- En próximas columnas estaremos analizando en detalle cada una de estas siete modalidades de pensión.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

3 Opiniones
  1. Gustavo Parra dice:

    Es importante que le informen a sus lectores que:
    1. Las rentas vitalicias no existen en la practica. Ninguna compañia se seguros la ofrece, y si alguna lo hace, los montos que ofrecen son ridiculos.
    2. El monto de la pension en los fondos privados es incierto ya que depende del desempeño financiero del fondo. El reajuste anual del IPC no esta garantizado en estos fondos y por el contrario, el monto de la pension puede llegar a disminuir si los resultados financieros no son los esperados.
    ESTO ES MUY IMPORTANTE QUE SE TENGA CLARO!
    Gracias.

    • Jose Villa dice:

      Esto de entregarle uno el futuro económico a entidades dedicadas al juego financiero, en la época actual caracterizada por tanta corrupción en el sector financiero, (hasta las más prestigiosas, como Interbolsa), es mejor no arriesgar. Con frecuencia esas entidades aparecen quebradas a propósito. Tanto conocimiento, maestrías, doctorados, diplomados, másteres en el exterior, son para aplicarlos al robo, y las víctimas, resultan ser los ingenuos que confían en estos sabios de la economía y las finanzas. Por ahí hay una canción de Diomedes Díaz, en la que invita a sus hijos ser honestos y remata diciendo más o menos lo siguiente: de qué le sirve ser doctor si resulta ser un delincuente ladrón?:

  2. German dice:

    Buenas tardes, estoy interesado en contactar al señor abogado Alonso Riobó Rubio, para asesoria pensional. Por favor su número de celular y dirección para contactarlos.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.