Fondos privados de pensiones, un dolor de cabeza para muchos

Por

Al leer las opiniones de los lectores se advierte fácilmente la inconformidad de buena parte de ellos con el régimen de ahorro individual con solidaridad (fondos privados), al que muchos consideran abusivo e inconveniente por exigirles condiciones que estiman difíciles de cumplir, frente a las menos rigurosas que reclama para el mismo fin el régimen de prima media que administra Colpensiones.  Y en sustento de su animadversión hacia los fondos privados refieren casos de la vida real en los que los afiliados luego de cotizar a esos fondos durante muchos años, los que serían suficientes para pensionarse con Colpensiones, les han negado la pensión aduciendo insuficiencia de los aportes.

En medio del natural disgusto que les genera el sentirse despojados de un derecho que consideraban ya adquirido, es común que esos lectores  manifiesten estar dispuestos a apoyar  acciones encaminadas a promover la eliminación de dichos fondos y a buscar, en su lugar, la generalización del régimen de prima media.  Tarea ésta bastante difícil, por no decir imposible, si se tiene  en cuenta que desde 1981 la tendencia en los países apunta hacia la administración privada del sistema pensional, o dicho en otras palabras: hacia la privatización de las pensiones. Y si bien es cierto esa tendencia experimentó un debilitamiento tras la crisis económica mundial, consideran algunos analistas que está a punto de resurgir. En Colombia ya se han escuchado voces  en ese sentido de parte de algunos representantes de los gremios económicos y de ciertos formadores de opinión. Las centrales obreras, por su lado, defienden la preservación del régimen de prima media.

Pues bien, aunque se entiende la molestia con los fondos privados, la verdad es que buena parte de los problemas que han tenido esas personas  ha obedecido  a la falta de información con la que muchas de ellas llegaron a dichos los fondos.  Y es que el régimen de ahorro individual, no es “malo” por sí mismo, lo que ocurre es que para algunas personas no es conveniente, para la mayoría se podría decir. Los fondos privados, se ha dicho repetidas veces en Gerencie.com no son propicios para trabajadores de salario mínimo ni para montos cercanos a éste, ese régimen funciona bien para quienes devengan salarios altos, de varios millones de pesos, quienes por esa misma causa pueden ahorrar en pocos años la cantidad de dinero suficiente para costearse su pensión y  salir a disfrutar de la misma a edades más tempranas de las que exige el régimen de prima media.  Así, los fondos privados serán un desastre para quienes perciben salarios bajos o modestos, pero serán a la vez  excelentes para los que tienen ingresos  bien altos.

Lo anterior pone de presente que mientras el ciudadano tenga la posibilidad de escoger libremente entre un sistema público de pensiones de reparto (RPM – Colpensiones) y un sistema de capitalización individual (RAIS – fondos privados), y se le brinde la suficiente ilustración sobre el tema, al punto de dejársele en condiciones de poder seleccionar correctamente  el sistema que más le conviene, la situación será manejable. El asunto se volvería verdaderamente preocupante en el momento que se llegara a debilitar o suprimir el régimen de prima media y sólo se dejara como opción única para todo el mundo, incluidos los de salario mínimo, el régimen de ahorro individual con solidaridad. 

Ahora bien, el escuchar hablar del Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad le hace preguntar a la gente ¿A cuál solidaridad se refiere? Pues bien, en lugar de explicar el asunto,  prefiero traer aquí las palabras del ilustre tratadista Américo Plá Rodríguez en su libro “Sin solidaridad no puede haber seguridad social”, reproducidas por el profesor de la universidad del Rosario  Dr. Iván Daniel Jaramillo Jassir en su obra Traslados y recuperación del  Régimen de Transición en la jurisprudencia laboral” (Legis Editores S. A., abril de 2013)

«Aclaramos que no es un problema de izquierda ni de derecha, sino de lealtad al espíritu de la institución. Hace pocas semanas escuché en Bogotá en un encuentro internacional al Dr. Guillermo López Guerra – prestigioso laboralista colombiano abogado de empresas-, quien dijo entre otras cosas: “La solidaridad no se da con el énfasis deseado en las reformas introducidas a los regímenes de seguridad social en América. Está desdibujado en su articulado. El acogimiento de sistemas de capitalización  o ahorro individual, a través de sociedades privadas administradoras de pensiones niega per se la teoría clásica de la solidaridad. No serán solidarios los ricos con los pobres, los jóvenes con los viejos, los sanos con los enfermos. La seguridad de su futuro depende del trabajo estable y bien remunerado de cada quien. Es decir, que su ahorro nada ayuda a los demás, como el de éstos ni facilita ni perjudica al propio. Es la instauración de la insolidaridad institucional.»

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

5 Opiniones
  1. Juan Dice:

    Comentario escrito en agosto del 2018:
    Curioso que todos, todos los “opinadores profesionales” pro-colfondos “omitan” cosas de los fondos de pensiones que a mi parecer son definitivas =
    – La pension en un fondo privado es hereditaria…
    – En un fondo privado y si has sido juicioso te puedes pensionar a cualquier edad (yo me pensione a los 48 años)
    – En los 5 años que tengo de pensionado, mi fondo a crecido un 17%, es decir en vez de bajar el monto en mi (enfasis en MI porque es individual y le hago seguimiento diario) fondo, ha subido… ergo, mas herencia para mis hijos, es entonces ademas, un seguro de vida…
    – Todos los que nos interesamos en esto de las pensiones tenemos algun grado de experiencia con entidades estatales y su “eficacia” (atencion al cliente, resolucion de problemas, asesoramiento, etc.), la atencion en las AFP es privada, es decir, eficiente, medible, contrastable y punible.
    – Colfondos es la continuacion del malhadado ISS…. recuerdan el ISS? (yo si y como los buses dieteticos o la EDIS, no quiero eso para mis hijos!)
    – Colfondos = si por avatares de la vida los ultimos 10 años no puedes aportar una buena cifra, te jodiste… tu calculo de pension es sobre estos ultimos 10 años (cuando estas mas viejito y mas cansado y ahi das mas papaya para quedarte sin ingresos)…
    – Colfondos = terminaras pensionandote a los 75/80 años (tal como van las cosas)… ya para que?

    Ah… y de que “opiniones” habla el articulista en el primer parrafo? yo solo veo la mia…( o es que este articulo es transplantado de otro sitio?)

    Responder
    • Andres Dice:

      Que buena reflexion! Veo q has estudiado bastante y estoy en el mismo proceso. No se si sbaes apartir de cuantos salarios minimos es mejor el fondo privado.bdesd el proximo año voy a subir mis aportes en miras a esto. Por otro lado si mueres y no te has pensionado nada para tu familia…

      Saludos

      Responder
    • Andresp Dice:

      Que buena reflexion! Veo q has estudiado bastante y estoy en el mismo proceso. No se si sbaes apartir de cuantos salarios minimos es mejor el fondo privado.bdesd el proximo año voy a subir mis aportes en miras a esto. Por otro lado si mueres y no te has pensionado nada para tu familia…

      Saludos

      Responder
  2. Alonso Riobó Rubio Dice:

    Para Juan:

    Cuando escribimos “Al leer las opiniones de los lectores” nos estábamos refiriendo a las que continuamente recibimos en Gerencie.com vía correo electrónico.

    Y una aclaración: Gerencie no acostumbra “transplantar” artículos de otros sitios, y cuando lo hace otorga al autor del escrito el mérito correspondiente.

    Responder
    • Alonso Riobó Rubio Dice:

      Corrección: en lugar de “mérito”, léase: crédito.

      Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

¿Preocupado por su pensión? Manténgase Informado.