¿Generar riqueza o acumular riqueza?

Son muchos los que no se ponen de acuerdo respecto a las razones por las que unas personas tienen más dinero que las otras, pero todo parece reducirse a la existencia de alguna habilidad para acumular riqueza.

Y es que por definición, todos los seres humanos tenemos la capacidad de generar riqueza, y de hecho todos la generamos. Claro, hay unas personas que generan más riqueza que otras, pero tal vez ese punto no sea el que hace la diferencia.

Generar riqueza no parece ser el secreto de la existencia de ricos y pobres  por cuanto todos lo podemos hacer, luego, la diferencia podría estar por  la capacidad o habilidad que tienen algunas personas para acumular las riquezas generadas, puesto que si no se cumulan, por más riqueza que se genere, esta no se incrementará.

Es indudable que los grandes millonarios y las grandes empresas, durante años han generado y acumulado riqueza, y entre más riqueza se acumula, mayor es la capacidad para seguir generando riqueza, y por supuesto, para seguir acumulando, círculo virtuoso sin fin en la mayoría de los casos.

Todo esto para significar que hasta tanto no tengamos una cultura financiera será muy difícil lograr salir de la pobreza.

Y es que las familias son la base de la economía por ser consumidores asiduos, consumo que permite a las empresas seguir acumulando riqueza a la vez que impide a las familias acumular riqueza.

Mientras las familias sigan consumiendo lo que ganan y hasta más, será imposible que la brecha entre ricos y pobres disminuya, por cuanto entre más consuma la familia, más dinero acumulan los ricos y menos dinero tendrán las familias.

Las familias no tienen formación financiera, por tanto, raramente administran correctamente los pocos o muchos ingresos que obtienen, situación que las mantendrán siempre allí.

En este aspecto no hay diferencia entre una familia con pocos ingresos  y otra con muchos. La diferencia es que la una tendrá una bicicleta de último modelo y la otra un BMW de último modelo, pero las dos son consumidores natos y por ende no acumulan riqueza alguna; toda la consumirán hasta el nivel que se lo exija el medio social al que pertenece cada una.

El problema del asunto es que ni el estado ni las grandes empresas tienen mucho interés en que las familias dejen de consumir para acumular riqueza, puesto que los perjudicados por una decisión así serán las grandes empresas al ver que la gente prefiere acumular riqueza en lugar de consumir desenfrenadamente sus productos. Es por ello que no  debemos extrañarnos si en los programas académicos básicos nada se enseña de algo tan importante como las finanzas personales; de allí que mucha gente, incluidos profesionales sean unos pésimos administradores de sus ingresos.

El sistema capitalista necesita de una sociedad consumidora, no de una sociedad acumuladora de riqueza. Los llamados a acumular riqueza no son las familias, la gente del común, son las empresas.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.