Hasta nietos y sobrinos que dependan económicamente del cotizante podrán ser inscritos como beneficiarios en el Régimen contributivo de Salud

Con la expedición de la ley 1753 del 9 de junio de 2015 (por la cual se expide el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 "Todos por un Nuevo País), la seguridad social le abre sus puertas a un nuevo contingente de personas que hasta hoy había permanecido por fuera de su cobertura, con los naturales efectos tanto para los desprotegidos como para sus familias, en una época en la que los altos costos de la salud desbordan la capacidad económica de los hogares de la clase media y de ésta hacía abajo.

Pues bien, el presidente de la República acaba de sancionar esta ley, la cual   muy seguramente aliviará la economía de los hogares de una amplia franja de la población colombiana que hasta ahora ha venido asumiendo los costos de la salud de  estas personas.

De conformidad con lo dispuesto en el artículo 218 de esta ley, mediante el cual se modifica el artículo 163 de la ley 100 de 1993,  el núcleo familiar del afiliado cotizante estará constituido por:

a) El cónyuge;

b) A falta de cónyuge, la compañera o compañero permanente;

c) Los hijos hasta que cumplan los veinticinco (25) años de edad siempre y cuando dependan económicamente del afiliado;

d) Los hijos de cualquier edad si tienen incapacidad permanente y dependen económicamente del afiliado;

e) Los hijos del cónyuge o compañero permanente del afiliado (hijastros) que se encuentren en las situaciones definidas en los numerales c) y d) que se vienen de relacionar

f) Los hijos de beneficiarios y hasta que dichos beneficiarios conserven su condición;

g) Las personas identificadas en los literales c), d) y e) que están a cargo del afiliado familiar hasta el tercer grado de consanguinidad como consecuencia del fallecimiento o la ausencia de sus padres o la pérdida de la patria potestad por parte de los mismos. (Vale hacer aquí una digresión para precisar que según la ley, están en primer grado de consanguinidad los padres y los hijos; en segundo grado: los hermanos, los nietos y los abuelos; y en tercer grado, los biznietos, los tíos y los sobrinos).

h) A falta de cónyuge o compañera o compañero permanente y de hijos, los padres del afiliado que no estén pensionados y dependan económicamente de este;

i) Los menores entregados en custodia legal por la autoridad competente.

Dispone igualmente la mencionada ley que se entiende que existe dependencia económica cuando el potencial beneficiario recibe de otra los medios necesarios para su subsistencia.

Y con respecto a los hijos con edades entre 18 y 25 años, se presumirá  su incapacidad económica si no se encuentran cotizando directamente como dependientes o independientes.

Como puede advertirse, la ley crea el derecho y a la vez facilita el disfrute del mismo, pues releva al cotizante de la carga de probar la dependencia de sus hijos con edades entre 18 y 25 años, pues basta que estos no se encuentre cotizando como dependientes o independientes, para que se presuma tal dependencia.

Adquiera la Guía Laboral 2017 con el 40% de descuento.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. Luis gonzalo dice:

    Quiero saber si puedo afiliar a mi nieto al sistema de salud

  2. luis humberto pinzon dice:

    Buenos días, de manera atenta, solicito a usted su concepto para afiliar una niña de 21/2 años para que perciba el subsidio familiar. De acuerdo al siguiente parentesco.
    ya afiliamos en mi POS de salud a la citada niña en mi calidad de compañero permanente de la abuela de la niña, no hubo problema.
    quisiera saber si existe forma de vincularla a la caja de compensación para los servicios y el subsidio familiar

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.