Hechos aceptados por el contribuyente no pueden ser recurridos

Los hechos o actos aceptados por el contribuyente en la respuesta al requerimiento especial, o en su ampliación, posteriormente no pueden ser recurridos.

Si la Dian requiere a un contribuyente por irregularidades en su declaración tributaria, y este acepta y corrige algunos de los hechos cuestionados por la Dian, posteriormente, en el recurso de reconsideración que interponga contra  la liquidación oficial de corrección, no podrá alegar esos hechos previamente aceptados.

Así lo contempla de forma expresa el artículo 723 del estatuto tributario:

Los hechos aceptados no son objeto de recurso. En la etapa de reconsideración, el recurrente no podrá objetar los hechos aceptados por él expresamente en la respuesta al requerimiento especial o en su ampliación.

Esto supone la obligación de realizar una juiciosa evaluación de los hechos que se han de aceptar en el requerimiento especial, puesto que en los recursos posteriores, incluso en la jurisdicción contencioso administrativa, no se pueden alegar.

Esto se puede presentar principalmente cuando las pruebas que se tienen en el momento no son suficientes para objetar un glosa propuesta por la Dian, pero existe la posibilidad de conseguir o mejorar las pruebas en un futuro en oportunidad al recurso de reconsideración contra la liquidación de corrección, o incluso cuando el proceso se encuentra ya en la jurisdicción contencioso administrativa.

Es por ello que al decidir aceptar un hecho, que es necesario por ejemplo para la reducción de la sanción por inexactitud, hay que tener en cuenta las posibilidades presentes y futuras que se puedan tener para así decidir con certeza si el mejor camino es aceptar y corregir, o seguir discutiendo.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.