Recomendado: el hombre insaciable

Por

La editorial Océano acaba de sacar al mercado un libro titulado “el hombre insaciable”, cuyo autor es el actual director de la DIAN Dr. Santiago Rojas Arroyo, en una faceta  desconocida por muchos, como lo es la de escritor de novelas. Para dejarlo claro, el texto no habla ni de impuestos ni de NIIF, ni de aduanas, ni nada relativo al cargo.

Se trata a mu juicio, de una novela que busca describir los sentimientos más ocultos de las personas contemporáneas. Mediante una serie de personas se describen situaciones que se van entrelazando a medida que avanza en la lectura.

Y en un par de páginas se detiene a abordar la esencia del libro que es la teoría del homos insatiabilis, ese ser intranquilo consigo mismo, en busca siempre de un motivo que lo lleve a sentirse vivo.

Son múltiples las historias,  que se narran, que seguramente le harán preguntarse si es verdad que quien escribió esa novela sea el Santiago Rojas que dirigió la DIAN todos estos años. Pero es precisamente eso lo que quisiera resaltar de este texto, y es la virtud de saber que independientemente de quienes seamos para el mundo, internamente podemos tener otras facetas en nuestras vidas, que para este caso es la de escritor, que a través de estos relatos saca de nosotros pensamientos reprimidos sobre situaciones reales de la vida contemporánea.

Finalmente quisiera resaltar un apartado, que es el único que creo tiene relación con la labor, dice la obra:

«después de estar al frente de la Fundación por cerca de ocho meses, Enrique fue invitado a una reunión en el Centro de Rehabilitación Volver a Nacer, ubicado a media hora de la ciudad, con el propósito de revisar conjuntamente con otro grupo de fundaciones las nuevas exigencias inventadas por hacienda para controlarla. Maraña de complejas normas que debían entender para no cometer errores con el fisco. En algún momento de la tormentosa y aburrida capacitación, Enrique salió un momento a tomar el sol y caminar por los alrededores del lago para despejar sus pensamientos.»

La invitación es entonces a leer esta novela. De alguien que actuó como un operador más de este mundo contable y tributario en el que nos desenvolvemos. Y quien tomó parte de su tiempo para sí y escribió este texto que sin lugar a dudas podrá a pensar a más de uno.

Nota: Es una lectura no apta para menores de edad.

Contenido relacionado:
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

5 Opiniones
  1. MARIAM Dice:

    ¿Le queda tiempo para escribir novelas?

    Responder
    • Yhony Lee Dice:

      Mariam,

      Buenas tardes,

      A todos nos debería quedar tiempo para dedicarnos a nosotros mismos, creería yo. De no ser así, que sentido tendría solo vivir para el trabajo.

      Saludos,

      Responder
  2. Jorge Domínguez Dice:

    Señor, Yhony Lee, su reflexión es muy válida pero el cuestionamiento que hace Mariam, también lo es. Todo para concluir que el señor Rojas Arroyo pasará a la historia como un director más de la Dian (sabemos porque ocupa tan distinguido cargo).

    Responder
  3. JUAN RUA MARTINEZ Dice:

    De todas formas, al margen de lo que se trate en dicho libro, el título personifica y representa perfectamente a la DIAN.

    Responder
  4. Andrés Dice:

    Muchos evalúan la vida de otros como actúan en su propia vida. Igualmente esperan, exigen y requieren, que lo que es una persona para uno, lo sea en todo su contexto de vida.

    Con ésto quiero decir, de acuerdo a los 3 previos comentarios, que me imagino que si alguien les dice que un director de la Dian duerme en las noches, colocarán el grito en los cielos... de ¡cómo es posible! que un director de la Dian duerma, sabiendo todos los problemas que tiene la Dian, y cuantas más otras idioteces.

    De mi parte, gracias al columnista por tal recomendación. Y en hora buena, deseo que todos algún día hagamos algo por gusto propio, al menos una vez en la vida. Y es que no todo es trabajo, o como análisis escolástico: no vinimos a éste mundo a sufrir.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.