Huye de las empresas que no atienden bien a sus clientes

Una empresa que para atender a sus clientes toma más de media hora, es una empresa que además de ineficiente, no respeta ni valora a sus clientes, y en consecuencia, se debe evitar ser cliente de ella.

En nuestro medio, es común tener que hace filas de horas para hacer una reclamación, o hasta para comprar un producto o servicio, lo cual es ya el colmo de la ineficiencia y la ineptitud de sus directivos.

A nuestro país parece que no ha llegado la premisa que dice que el cliente es el rey, que es el que manda, y que debe tratársele como tal.

Tanto empresas públicas como privadas, son indiferentes ante la mala atención a sus usuarios. Las directivas de estas empresas son insensibles frente al maltrato e irrespeto a los clientes de sus empresas; parece que en su formación no aprendieron lo básico sobre cómo conquistar y mantener a un cliente.

Es común llegar a una empresa que para pagar adquirir su producto hay que hacer enormes filas. Si el cliente es razonable, simplemente debe alejarse de esa empresa y buscar otra donde al menos le tengan más consideración y respeto, así el costo del producto o servicio sea un poco más alto. Si para comprar hay que hacer filas, ya se podrá imaginar lo que hay que hacer para hacer un reclamo…

Hoy, uno de los activos más preciados es el tiempo, y no podemos darnos el lujo de perder cada día 2 o 3 horas de tiempo para hacer un reclamo o para adquirir algo.

Si nos ponemos a calcular el tiempo que un mensajero lo pasa haciendo filas, nos daremos cuenta que es en extremos costoso ser cliente de una empresa ineficiente. Resulta más económico si se es cliente de una empresa que sea más eficiente aunque sea necesario pagar por esa eficiencia.

La responsabilidad de la ineficiencia de una empresa no es de nadie más que los directivos, quienes son los que tienen que tomar las medidas para evitar estas situaciones.

Con la globalización, es seguro que llegarán muchas empresas con una alta consideración por el cliente, con una muy buena cultura de atención al cliente, y eso será suficiente para que saque del mercado a más de una empresa ineficiente.

Para la muestra basta con visitar un banco “VIP”; allí no pasará más de 5 minutos. Mientras que si se trata de un banco cualquiera de los nuestros, hay que llegar una hora antes de que lo abran para poder ser atendido oportunamente.

Encontrar filas de hasta  una cuadra es una escena más que común en cualquier ciudad de nuestro país….

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.