Improcedencia del avalúo comercial como costo fiscal

Los avalúos comerciales no soy procedentes como costo fiscal ni como valor patrimonial de los activos, para efectos de la declaración de renta y complementarios.

Algunos contribuyentes, en especial las personas naturales, suelen realizar cada año jugadas maestras para evitar declarar altos valores en su patrimonio, pero luego tienen el inconveniente ante una posible ganancia ocasional elevada, o por una exigencia de alguna entidad financiera, para lo cual necesitan de costos fiscales altos para sus activos.

El principal inconveniente de estos contribuyentes lo tienen con las entidades financieras, puesto que es costumbre presentar unos estados financieros a los bancos muy diferentas a los declarados. El contribuyente, quiere presentarse ante la Dian como pobre y ante los bancos como ricos, y esto, indudablemente tiene sus inconvenientes.

Se debe tener presente que el artículo 623-1 del estatuto tributario, contempla:

Información especial a suministrar por las entidades financieras.

Con respecto a las operaciones de crédito realizadas a partir del primero de enero de 1993, los Bancos y demás entidades financieras deberán informar a la División de Fiscalización de la Administración de Impuestos de la jurisdicción, aquellos casos en los cuales los estados financieros presentados con ocasión de la respectiva operación arrojen una utilidad, antes de impuestos, que exceda en más de un cuarenta por ciento (40%) la renta líquida que figure en la declaración de renta y complementarios que corresponda al estado financiero del mismo período.

Igual información deberán enviar cuando el valor del patrimonio contable exceda en más de un cuarenta por ciento (40%) el patrimonio líquido. (Ley 6/92, art. 73)

Luego, cuando un contribuyente declara unos valores y presentan a los bancos otros muy diferentes, puede ser objeto de una investigación, la cual puede derivar en sanciones de encontrarse inconsistencias.

Pues bien, cuando los contribuyentes se ven en la necesidad de presentar ante las entidades financieras, estados financieros sólidos, sin que estas los reporte a la Dian, buscan elevar el patrimonio líquido, declarando los activos fijos por un mayor valor para que tanto sus estados financieros como sus declaraciones tengan coherencia.

Incrementar el costo fiscal o valor patrimonial de un activo no es cuestión de agregar unos ceros mas a las cifras, puesto que el costo fiscal de los activos fijos debe determinarse según los artículos 68, 69, 70, 72 y 73, en los cuales no figura el avalúo comercial, que es la figura mas apetecida por los contribuyentes.

El avalúo catastral, puede ser tomado como costo por aquellos contribuyentes no obligados a realizar ajustes por inflación [hoy derogados], siempre que este sea mayor al costo fiscal, es decir, que para los contribuyentes que no estén obligados a llevar contabilidad, pueden declarar sus activos por el mayor valor entre el costo fiscal y el avalúo catastral, pero no por el avalúo comercial.

Lo que el contribuyente puede hacer para incrementar el costo fiscal de sus activos, es mediante adiciones y mejoras a sus activos, lo cual incrementará su costo fiscal, o solicitar un nuevo avalúo catastral.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.