Impuesto a las ventas en el proyecto de reforma tributaria

Uno de los principales puntos que se ha anunciado en este proyecto de reforma tributaria 2021, ha sido el del aumento del IVA a toda la canasta familiar, que hace parte de los cambios que se proponen para el impuesto a las ventas.

Iva a la canasta familiar.

Desde hace varios cuatrienios conozco que se viene presentado esta propuesta, por demás muy impopular,  siendo el Ministro Carrasquilla protagonista  en los gobiernos de Uribe y Duque;  también lo hizo el Ministro Echeverry en el gobierno de Santos. No ha prosperado hasta ahora, porque los Congresistas no han estado dispuestos a asumir este costo político en sus regiones.

Si se incluyen además bienes y servicios no gravados hoy estaríamos afectando a la clase media y se podría lograr un efecto contrario a la reactivación económica y frenar el consumo.

Lo que siempre se adorna y justifica con esta propuesta, es que los estratos altos tienen capacidad de pago del IVA a toda la canasta familiar y que se hará devolución a los estratos más bajos y vulnerables, para evitar que se agraven sus condiciones de pobreza. Está por verse qué sucederá en esta ocasión, aunque el Presidente Duque ya ha dado puntadas de que no se cobrará IVA a los productos básicos de la canasta familiar.

Otra experiencia que debemos aprender en estos proyectos de reforma tributaria, es que muy diferente es el texto del proyecto que se presenta a consideración, al que finalmente saldrá  aprobado en la ley el próximo 20 de junio, que es cuando terminan las sesiones ordinarias y el Congreso entra en receso.

La explicación para que esto suceda siempre, es la capacidad de lobby de los gremios económicos y multinacionales y la de negociación de las distintas bancadas políticas del Congreso de la República con el Ejecutivo.

Pero la realidad fiscal es que este año el gobierno nacional necesita colocar TES en los mercados por 130 billones para pagar los vencimientos, más créditos extras que atiendan su funcionamiento, sin que se ponga  en riesgo el grado de inversión por su alto endeudamiento. Se requiere entonces una reforma fiscal y social, como han dado en llamarla, que genere más ingresos y ahorro y mejore los indicadores macroeconómicos.

La gran pregunta es, con la actual coyuntura económica y los más de 3 millones de pobres que nos dejó la pandemia, que requieren urgentemente de subsidios, cuáles serán entonces los sectores que más tendrán que aportar en el juego de la pirinola. Serán los grandes contribuyentes y personas naturales de altos ingresos, para lo cuales recomienda por la Comisión e Expertos, eliminación de exenciones? Será la clase media con una amplia reforma del IVA que podrían frenar el consumo y agravar sus condiciones económicas? Después del 20 de junio lo sabremos.

Gerardo Castrillón A – Consultor y Conferencista de Impuestos.

Recomendados.

Compártalo en Facebook Compártalo en Twitter Compártalo en Whatsapp

Déjenos su opinión

2 Opiniones
  1. MARIAM Dice:

    Garcias por la información en todas las reformas lo anuncian y no las gravan

    Responder
  2. Duvàn Dice:

    Si realmente se quiere recaudar la plata suficiente para darle soluciòn a la pobreza y al dèficit fiscal por cuenta de la alta corrupciòn, es poner a tributar los grandes capitales volviendo a gravar con el 6% la renta presuntiva que funcionaba antes del gobierno Uribe, y por supuesto quitarle las grandes exenciones ante todo a las transnacionales que se estàn llevando los recursos, como el carbòn, el petroleo, el oro, etc. Digamos que nunca ha habido una real intenciòn del gobierno por solucionar los grandes problemas econòmicos que afronta el paìs.

    Responder
En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Al seguir navegando acepta su uso.