Impuestos pagados sobre ingresos (cuentas) incobrables

Hemos recibido algunas inquietudes respecto a lo que sucede con los impuestos que se pagan sobre ingresos producto de ventas a crédito, que después resulta imposible recuperar.

Los impuestos se pagan sobre los ingresos causados, es decir, así la empresa no haya recibido dinero por esos ingresos.

Tanto el impuesto de renta como el impuesto a las ventas se pagan en el momento en que se causa el ingreso, la venta, aun en los casos en que las ventas se hayan hecho a crédito.

¿Qué sucede entonces cuando después de haber pagado los impuestos, no es posible cobrar esas cuentas?

Para comprender mejor el planteamiento que se hará sobre el tema, trabajaremos sobre un ejemplo de ventas a crédito.

La empresa N.N vende a crédito en diciembre de 2007 el valor de $100.000.000 mas Iva, con un plazo de seis meses.

La contabilización, sin tener en cuenta retenciones, sería:

Cuenta Debito Crédito
130505 116.000.000
240805 16.000.000
413505 100.000.000

La empresa deberá pagar el Iva causado, esto es 16.000.000 y deberá pagar el respectivo impuesto de renta sobre la renta liquida resultante de los 100.000.000 de ingresos.

Estos impuestos deberán ser pagados antes de que el cliente deba pagar su cuenta.

Cuando llegua el momento en que el cliente debe pagar, este decide no pagar.

Ya no será posible decirle al estado que nos devuelva el impuesto que se pagó sobre esos ingresos no recaudados.

¿Que hacer entonces?

Respecto al impuesto de renta pagado, su recuperación será mediante la deducción en el periodo siguiente de la cuenta incobrable.

El artículo 146 del estatuto tributario, contempla la deducción de la totalidad de las deudas consideradas manifiestamente perdidas o sin valor. Para ello, el contribuyente deberá demostrar que esa cuenta incobrable se originó en actividades generadoras de renta, y además debe probar que efectivamente esas cuentas son incobrables, lo cual puede hacer mediante una sentencia judicial, por ejemplo.
Como vemos, en el periodo siguiente se puede recuperar el impuesto de renta pagado sobre esa cuenta que no fue posible cobrar.

Ahora, respecto al Iva pagado no hay nada que se pueda hacer. No es posible descontar el Iva que se pagó sobre cuentas incobrables. Es decir, en las declaraciones de Iva futuras no se puede tratar como descontable el Iva producto de una cuenta incobrable.

Se puede descontar el Iva correspondiente a las ventas anuladas, rescindidas, resueltas o devueltas [Art. 484 del estatuto tributario], pero no las incobrables.

La razón es que descontar el Iva de las cuentas incobrables, equivaldría a obtener un doble beneficio, puesto que esta ha sido recuperado mediante la deducción en el impuesto de renta de la cuenta incobrable.

Veamos:

Según el ejemplo aquí planteado, la empresa vendió a crédito el valor de $100.000.000 mas Iva, esto es un total de $116.000.000, que es precisamente el valor existente en la cuenta 1305, la cual ha sido considerada como incobrable o manifiestamente perdida.

Con la utilización del artículo 146 del estatuto tributario, el contribuyente puede deducir en renta la totalidad de esa cuenta, es decir, los $116.000.000, pues este es el valor que el cliente adeudaba y que definitivamente no pagó.

Se observa que se han deducido los $16.000.000 correspondientes al Iva generado en la cuenta incobrable, por lo que mal se haría en descontarse también en el la declaración de Iva, porque claramente sería deducirlo o descontarlo dos veces: una en renta y otra en Iva.

Se concluye entonces que los impuestos pagados sobre ingresos por ventas a crédito no recuperadas, no se pierde, puesto que se pueden recuperar en periodos posteriores.

Prepare su declaración de renta online en 30 minutos sin errores. Hágalo en ImpuestoCorrecto.com

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.