Incapacidades laborales vs renta exenta numeral 1 artículo 206 del E.T.

Según el numeral 1 del artículo 206 del E.T., las indemnizaciones por accidente de trabajo o enfermedad se encuentran exentas del impuesto sobre la renta.  En ese sentido, se consultó a la DIAN si las incapacidades reconocidas por accidentes laborales o enfermedades, podrían ser consideraras rentas exentas; la Entidad responde precisando el alcance de la citada exención, y clarifica la imposibilidad de hacerse extensiva a las incapacidades indagadas (oficio 321 de enero de 2015).

En tal sentido, se formula solicitud de revisión de la mencionada posición doctrinal, para cuyo efecto la Administración emite el oficio 023438 de agosto de 2015.

Al respecto, es debido hacer mención a que en el aludido oficio 321 de 2015 se coligió que:

"así las cosas, la exención atribuible al pago o abono en cuenta de la indemnización por accidente o enfermedad de trabajo, a la que se refiere el numeral I del artículo 206 del Estatuto Tributario, es solo aplicable al pago o abono en cuenta por este concepto y no puede hacerse extensivo al pago por incapacidades al empleado, aunque sean estas posiblemente fuente para que se genere una indemnización.

Lo anterior en virtud del principio de legalidad, consagrado en el artículo 338 de la Constitución Política, en materia de impuestos, las exoneraciones, exclusiones o hechos que no causan impuesto, son de interpretación restrictiva, limitada y se concretan a las expresamente señaladas por la ley”.

Nótese, como a pesar de que el concluir de la DIAN es categórico en manifestar que la renta exenta del numeral 1 del artículo 206 del E.T., no puede ser predicable respecto de las incapacidades laborales, tal aseveración resultaba ser incomprensible por la similitud “gramatical” que podría inferirse de los conceptos “indemnización por accidente o enfermedad de trabajo” e “incapacidades laborales”.

Así las cosas, y después de contrastar la exención contenida en el artículo 206 del E.T. con el artículo 94 del decreto 1295 de 1994, el Ente Oficial clarifica que dicha renta exenta debe entender en el contexto del “Sistema de Riesgos Laborales”; y que en ese orden, “por tanto la exención consagrada en el numeral en referencia, solo cubre “las indemnizaciones por accidente de trabajo” y “las prestaciones económicas por incapacidad laboral causada por enfermedad o accidente de origen profesional”, observando los límites consagrados en el parágrafo 1 del artículo en comento”.  Oficio 023438 de agosto de 2015

Precisa, además, la doctrina en cita que “el auxilio monetario (incapacidad) por enfermedad no profesional, al no estar consagrado expresamente en el numeral 1 del artículo 206 del Estatuto Tributario, es un pago gravado con el impuesto sobre la renta y complementarios”.

En síntesis, estarán sometidas al impuesto sobre la renta las incapacidades por enfermedad no profesional, en tanto que, las indemnizaciones por accidente de trabajo y las prestaciones económicas por incapacidad laboral causada por enfermedad o accidente de origen profesional se encuentran exentas del tributo; lo anterior, a partir de la interpretación armónica del artículo 206 del E.T. (numeral 1) y del decreto 1295 de 1994.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.

Déjenos su opinión

Una opinión
  1. LUIS A. SUAREZ ESPITIA dice:

    Apreciados lectores, se debe tener en cuenta que en este mismo Concepto 0321 de 2015, emitido por la DIAN, se revocan los otros conceptos que dejaban la puerta abierta para la tomar como exención los ingresos originados en las incapacidades labores, por lo tanto se debe tener claro que NO SE PUEDE TOMAR COMO EXENTO LOS INGRESOS PROVENIENTES DE INCAPACIDADES DE ORIGEN COMÚN O LABORAL.

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.