Influenciar o conminar a una empresa para que rebaje los precios atenta contra la libre competencia

El hecho de influenciar o conminar a una empresa para que baje los precios o para que no los suba, se puede convertir en un hecho en contra de la libre competencia, lo cual es sancionable.

Algunas empresas se “asocian” o se ponen de acuerdo para bajar precios y así afectar a otro competidor, con el objetivo de hacerle poco rentable permanecer en el mercado y llevarlo a desistir o incluso a la quiebra, situación que ha sido anticipada por la ley.

Es así como el artículo 48 del decreto 2153 de 1992 contempla:

Actos contrarios a la libre competencia. Para el cumplimiento de las funciones a que se refiere el artículo 44 del presente Decreto, se consideran contrarios a la libre competencia los siguientes actos:

(…)

2. Influenciar a una empresa para que incremente los precios de sus productos o servicios o para desista de su intención de rebajar los precios.

(…)

En Colombia son muchas las empresas que han recurrido a estas estrategias con el objetivo de cerrar el paso a nuevos competidores, algunas de las cuales han sido sancionadas pero otras muchas no debido a que no se les denuncia, o si se les denuncia resulta difícil de probar.

Prácticas como esta fue la que hicieron que los precios del cemento bajaran a montos casi irrisorios hace algunos años, precios que luego se incrementaron abrumadoramente.

Contenido relacionado:
Compartirlo
Gerencie.com en su correo.

Suscríbase y nosotros colocaremos en su bandeja de entrada la mejor información que generamos diariamente.


Déjenos su opinión

En Gerencie.com está permitido opinar, criticar, discutir, controvertir, disentir, etc., pero debe hacerlo con respeto, sin insultar y sin ofender a otros.

Información legal aplicable para Colombia.